Microanuncios, una estrategia visual que nunca falla

Concept of Online Video, with Online Video on Blue Enter Key on Aluminum Keyboard. Key Online Video on Aluminum Keyboard. Online Video CloseUp of Slim Aluminum Keyboard on Laptop. 3D.

La forma de comunicarnos ha ido evolucionando con el paso del tiempo, sin embrago, lo que nunca va a cambiar es el hecho de todos los seres humanos en este universo somos 100 por ciento visuales, esto pasa puesto que en ocasiones el nivel de atención es muy corto, pero no estamos hablando de capacidades mentales sino de volatilidad de pensamiento que debido a las prisas se reduce considerablemente.

Tomando en cuenta lo anterior, las empresas han incorporado a sus estrategias de marketing digital material gráfico, especialmente el formato de video de distinta duración, y aunque les ha servido para atraer más clientes se han dado cuenta no es suficiente para ellos, ¿cómo captar toda la atención de tu audiencia? Al efectuar esta táctica como en muchas otras, debes tomar en cuenta a que público le estas hablando.

Por lo ejemplo para un millennial, especialmente con ellos se requieren al menos 15 segundos para impulsar las métricas de persuasión, pues los anuncios funcionan de manera distinta en función de su duración, por lo que es fundamental desarrollar una estrategia creativa según la duración de la publicidad en video.

Según cifras de Statista el gasto en anuncios de vídeo online a nivel mundial en 2016, fue de 20.720 millones de dólares y este año se piensa que habrá un aumento de al menos 15 por ciento global. Los miccroanuncios se han vuelto una forma breve de mandar mensajes con contenido pequeño pero de calidad, diciendo lo básico para tener a la audiencia atenta por un par de minutos.

Este tipo de anuncios cortos le sirven a las marcas, las empresas y los medios de comunicación que quieren impulsar de manera más rápida su nombre, si efectivamente tu target son los millennials esta estrategia es la indicada, pues ellos desean contenido breve y responden mejor, pues tienen mayor predisposición a ver publicidad de mayor calidad y entretenimiento, que los consumidores de generaciones anteriores.