México suspende importaciones de carne y aves de Brasil por alerta sanitaria

cutting meat slaughterhouse workers in the refrigerator

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó este lunes que desde el 19 de marzo suspendió de forma “inmediata y precautoria” la importación de mercancías pecuarias de Brasil, tras la alerta sanitaria por adulteración de carne de res.

21 empresas se encuentran en investigación en el país sudamericano, debido al reciente escándalo por la adulteración de varios productos mezclados con carne podrida.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) precisó en un comunicado que Brasil no exporta a México cárnicos de bovino ni de cerdo, sólo productos avícolas como carne refrigerada, congelada y deshidratada de pollo y pavo, huevo fértil, aves canoras, de ornato y rapaces.

Brasil fue, en 2016, el mayor productor de carne bovina en el mundo y uno de los principales exportadores, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. También es un exportador de peso de productos de pollo y cerdo.

La medida será implementada hasta que la autoridad sanitaria brasileña ofrezca evidencias científicas y garantías de sanidad, calidad e inocuidad de sus cárnicos.

Cuando se lanzó la alerta sanitaria internacional, el Senasica solicitó a la autoridad sanitaria del país sudamericano aclarar la situación respecto a adulteración de la carne, además de un informe oficial completo respecto a las medidas que se aplican para extinguir el riesgo de que plantas avícolas que exportan a México envíen cárnicos adulterados.

Asimismo, se solicitaron los resultados del programa de vigilancia de Salmonella sp; Listeria monocitogenes, E. coli O157 y E. coli STEC, realizado durante 2016 y en lo que va del año.

Una vez que se cuente con la información requerida, los técnicos mexicanos valorarán si existe el riesgo para los consumidores nacionales.

El 17 de marzo, la policía emitió 38 órdenes de arresto relacionadas con las grandes empacadoras de carne JBS y BRF. Ambas compañías niegan haber incurrido en irregularidades.

JBS dijo que ha sido “vinculada de manera inapropiada a esta historia”.

“No existen acusaciones en la orden del juez de que JBS o su administración violaron la seguridad alimenticia o los estándares de calidad del producto o se involucraron en irregularidad alguna”, indicó la compañía. “La investigación se enfoca en las acciones de los Inspectores Federales de Carne de Brasil”, agregó.