Durante las primeras horas de este miércoles, en un evento celebrado en Moscú, se dio a conocer que  México, EUA Y Canada serán la próxima sede de la Copa del Mundo a celebrarse durante 2026, situación que después de mucha especulación trae consigo destacados aspectos que las marcas deberán considerar para anticipar las oportunidades que la justa deportiva trae consigo.

La decisión de tomada hoy por la FIFA ha convertido a México en el primer país en albergar sus tercer Mundial y ha dado a las marcas la oportunidad de llegar a 4 mil 589 millones de personas, según un informe de Euromericas Sport Marketing.

En principio, se verá un aumento importante en términos de patrocinios para jugadores clave como la Selección Mexicana de Futbol, por ejemplo. Durante las últimas ediciones del Mundial los ingresos por este concepto han crecido de manera importante.

Las ocho marcas que participaron como patrocinadores, destinaron aproximadamente unos mil 200 millones de euros en campañas de marketing durante Brasil 2014, cifra ocho veces mayor que la invertida en Sudáfrica 2010.

En el caso de Rusia, la empresa Swiss Appraisal estima que la Federación Internacional de Fútbol Asociado se embolse durante el evento un botín de 6 mil 400 millones de dólares, la mayor parte del mismo proveniente de la venta de los derechos de transmisión a las diferentes cadenas internacionales, del pago de los patrocinadores, las licencias de uso de comercialización y la venta de entradas.

Con estos números en la cabeza, una de las grandes ganadores será la industria de la ropa deportiva, sector que durante la edición anterior de la justa registró ganancias por 25 mil millones de euros, liderado por Nike, Puma y Adidas.

Por último, y nuevamente regresando a México, hablamos de tres regiones en donde la afición por el balompié está consolidada o bien se encuentra en dicho proceso.

Tan sólo en territorio azteca existen 54 millones de seguidores del deporte, de los que 40 por ciento se inclinan por el balompié, de acuerdo con la encuestadora Mitofsky, por lo que el mercado es amplio para las marcas que buscan aprovechar la tendencia.

De esta manera, habrá que esperar para conocer como se adaptan las marcas a esta sede que albergará la Copa del Mundo durante 2026.