x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿México está preparado para no tener clases presenciales hasta 2021, como anunció la SEP?

Se espera que la SEP no dé luz verde a las clases presenciales durante los primeros meses de 2021, ¿qué implica para la educación en México?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
SEP
  • Se estima que alrededor de la mitad de la población de México tiene un punto de acceso a internet

  • Lo anterior hace complicado que todos los alumnos puedan acceder a materiales educativos con igual facilidad

  • A eso se debe sumar que muchos interactúan con la web a través de redes y dispositivos móviles, por lo que la experiencia de las clases no es ideal

Con los casos de COVID-19 al alza en varias entidades del país, sucedió lo inevitable. Desde el primero de diciembre se empezó a sugerir que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no iba a dejar que se reanudaran las clases presenciales para el próximo ciclo escolar. Al menos en los primeros meses de 2021, no se regresaría a alumnos y maestros a las aulas. Como una medida sanitaria, se trata de la mejor decisión para evitar que se siga expandiendo el virus.

Pero en lo que respecta a estrategia de educación, puede que no sea la mejor estrategia. Es cierto que México ya ha tenido varios meses de práctica con los métodos remotos. Pero una buena parte de los agentes en el sector educativo concibió muchos de estos cambios como algo temporal. Ahora, todo parece indicar que el online learning estará presente por un poco de tiempo más, tal vez hasta 2022. ¿Qué tal luce el panorama, tras el round de “práctica”?:

Antes de la pandemia, al público no le fascinaban las clases en línea

Si bien en muchos países y sectores de la población ya se estaba considerado de una forma más seria el online learning aún antes de la pandemia, no parece ser el caso de México. Un estudio de IAB México, citado por Statista, parece señalar que menos de la mitad de toda la población en el país tenía afinidad por algún formato de aprendizaje a distancia en 2019. Y en el caso particular de las clases en línea, a solo cuatro de cada diez le parecían una buena idea.

Algunos estados simplemente se han rendido con el formato a distancia

Más allá de lo que marca la SEP, algunos gobiernos locales se están preparando para integrar de nuevo a los alumnos más jóvenes a las aulas. De acuerdo con El Imparcial, son al menos tres los que ya están discutiendo la logística para conseguir este logro. Jalisco, Sinaloa y Chiapas están tomando sus previsiones para que se pueda establecer una nueva normalidad escolar en enero mismo. A la vez, dijeron que solo se regresará a clases si hay “condiciones”.


Notas relacionadas


No se comenzó completamente de cero con las clases a distancia

De acuerdo con un documento de la Asociación Mexicana de Psicoterapia y Educación, que se publicó años antes de la pandemia, el aprendizaje remoto no es algo nuevo en México. La organización reconocía que, incluso entonces, existían retos importantes para la ejecución positiva de estos formatos de aprendizaje. Pero también señalaba que ya se tenía una cierta estructura construida desde la década de los 40 sobre la que se pudo seguir construyendo.

Existen importantes brechas entre los alumnos

Como bien lo señala Aristegui Noticias, no basta con que las instituciones transmitan todos los materiales educativos por internet o en TV. Muchas personas y familias no tienen acceso a las tecnologías necesarias para poder acceder a estos materiales. Lo anterior no solo ayudaría a acrecentar muchas de las brechas socioeconómicos que ya aquejan a México. Además se podría fomentar la creación de toda una generación de individuos poco preparados a futuro.

Clases a distancia compiten por la atención

Siendo que la penetración de la TV en México es alta, se veía como una buena idea transmitir materiales educativos por estos canales. Sin embargo, como lo demuestra el Tecnológico de Monterrey, la situación ha sido mucho más compleja de lo que se esperaba. Al momento de usar la televisión como medio de comunicación, no solo hay una desconexión con la estrategia de los maestros. También se compite con otra programación por la atención de los jóvenes.

De verdad podría haber mejoras de aquí a 2021

A pesar de esta situación aparentemente negativa, con muchos retos aún pendientes después de varios meses, aún hay una esperanza para la mejora de las clases en línea. Al final en datos de El Economista, varios agentes esperaban que la cuarentena pudiera impulsar la adopción y la sofisticación del online learning. Si bien es cierto que aún hay muchos elementos que no se han resuelto, los aprendizajes de este 2020 deben servir para mejorar la experiencia en 2021.

Otros artículos exclusivos para suscriptores