CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Mercadotecnia: Oportunidad y reconfiguración en el turismo

El turismo de México tiene un gran potencial para 2021, si es que logra aprovechar las oportunidades que tiene abiertas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

A mediados de febrero pasado, el INEGI compartía su balance para el impacto de la COVID-19 al turismo mexicano en 2020: Una caída de 53 por ciento frente a 2019. Si bien se trata de un golpe significativo, están lejos de ser las peores cifras a escala global.

Por el contrario, sería un rendimiento por encima del promedio. En estimaciones de la Organización Mundial del Turismo, la caída promedio global para el año pasado debería ser de entre 70 y 75 por ciento anual y de 68 por ciento para las Américas.

Hay una razón poderosa que explicaría este fenómeno. Muchos de los mercados que alimentan el turismo mexicano también manejaron mejor la pandemia, permitiendo que se mantuviera una demanda más o menos robusta.

Según Cynthia Garrido Jiménez, directora de Marketing para México, América Latina y el Caribe en IHG, esta ventaja se seguiría expresando en medio del proceso de vacunación. Como estos mercados ya están en etapas más avanzadas para proteger a su audiencia, “podemos proyectar una recuperación más rápida en la demanda en el mediano plazo”.

Otro contexto económico

Sin embargo, los agentes de la industria turística no pueden quedarse de brazos cruzados y esperar que lo clientes regresen. Deben entender la realidad de los consumidores en 2021, empezando por la cuestión económica.

En una encuesta durante enero hecha por la fintech Coru, casi tres cuartas partes de los mexicanos señaló que ha experimentado una reducción de sus ingresos en los últimos 12 meses.


“La crisis nos permite replantearnos cómo debe ser el sector turístico. Tenemos una oportunidad única de reconstruir la industria y mejorarla para ser más sostenible, inclusiva y resiliente”

Holger Blankenstein, Vicepresidente ejecutivo de Volaris


Más que un reto, este cambio en las posibilidades financieras de la población representa una oportunidad. De acuerdo con Holger Blankenstein, vicepresidente ejecutivo de Volaris, no solo sus opciones ultra low-cost han mostrado un gran potencial de crecimiento.

Señaló también que “los viajeros pensarán dos veces antes de adquirir cualquier producto turístico que no asegure la viabilidad de unas vacaciones si algún evento, de cualquier naturaleza, sucede”. Esto exige a las empresas del sector ser mucho más flexibles en sus ofertas y opciones de pago.

Cambiar el discurso

Tampoco basta con crear productos y servicios más accesibles. El turismo también tiene que reconfigurar su mensaje y la idea generalizada de los viajes recreativos.

De acuerdo con Carlos Olivos, director de Comunicación para América Latina de Habla hispana en Airbnb, los consumidores del sector turístico tienen nuevas necesidades. Por ejemplo, vacacionar lejos de las multitudes y en lugares abiertos, reconectar con seres queridos y redescubrir destinos más pequeños, menos populares.

En este sentido, afirma que “en 2021 el reto será viajar no necesariamente para hacer turismo, sino para vivir, trabajar y conectarse de forma segura fuera de casa”.

Otros artículos exclusivos para suscriptores