La manera de comprar se ha visto obligada a cambiar a causa de la contingencia sanitaria. Muchas tiendas se vieron obligadas a cerrar y el consumidor tuvo que buscar medios alternos para satisfacer sus necesidades. El e-commerce será el canal ganador.

La evolución al entorno digital fue obligada para muchas firmas y las ante la premura, la asociación con otras más experimentadas en el terreno se ubica como el camino a explorar y capitalizar.

El crecimiento del e-commerce

Para darnos una idea de la importancia de este tipo de colaboraciones, basta con reconocer que, de acuerdo con datos de Statista, se pronostica que a nivel global este canal crecerá alrededor del 25 por ciento para 2020, cifra que en la medida en la que el aislamiento se mantenga podría crecer de manera exponencial.

Para entenderlo, es suficiente con reconocer lo que sucede en países como Estados Unidos en donde la contingencia provocada por el COVID-19 ha provocado que el tráfico en portales de los supermercados online haya aumentado un 161.4 por ciento, mientras que las personas est´na incrementado su frecuencia de compra en un 25 por ciento dentro de estos espacios de compra online, de acuerdo a una encuesta realizada por IPSOS

Una alianza para no perder

Con todo esto en mente, no resulta extraño que C&A se haya asociado con Mercado Libre para impulsar sus ventas mediante los beneficios de las ventas online.

Ante la necesidad de dar un paso importante en el terreno de e-commerce después del COVID-19 y la exigencia de cerrar sus puntos de venta ante la contingencia, la marca de moda ha cerrado un acuerdo de colaboración con Mercado Libre para que a partir del próximo 15 de abril este portal en línea sea la tienda online oficial de la compañía.

Esta no es la primera vez que Mercado Libre es utilizado por marcas de retail que no han dado el salto al e-commerce de manera propia.

A finales de 2018, Mumuso anunció que este portal de e-commerce se convertiría en su tienda en linea oficial.

Importancia del comercio electrónico para retail

Ya sea ante crisis o no, el retail se ve obligado a dar el salto a digital lo antes posible. Si bien muchas compañías del sector ya han comenzado a mudarse, la realidad es que aún queda mucho camino por recorrer.

Datos entregados por el Instituto Latinoamericano del Comercio Electrónico, en países más desarrollados como Alemania o Inglaterra entre el 10 y 12 por ciento de las transacciones correspondientes al comercio minorista se hacen online. En Brasil ese porcentaje ya está en el 5 por ciento, y en Argentina se acerca al 3 por ciento. En México no se llega al uno por ciento.

La crisis generada por el coronavirus sólo vino a hacer evidente un problema que tarde o temprano llegaría al sector minorista, ante consumidores con un ADN cada vez más digital.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299