Mucho se habla de que el consumidor es más digital, sobre todo con el incremento del uso de aplicaciones de movilidad y de alojamiento, pero esto es algo que también impacta en la industria de bares y restaurantes.

Sólo en México se estima que hay más de 515 mil 059 establecimientos que pertenecen al subsector de servicios de preparación de alimentos y bebidas, de acuerdo con datos de la Canirac.

Estrategia integral

Se trata de un sector que pasa por una transición hacia la incorporación de la tecnología para mejorar la experiencia del servicio. El boom de apps como SinDelantal, Uber Eats, Rappi o Postmates han fomentado que el delivery service sea cada vez más común.

Hablamos del efecto llamado “uberización”, debido a cómo el comercio electrónico ha crecido y los servicios de comida es un sector que registra un mayor desarrollo. De hecho, hay diversas formas en las que la tecnología puede contribuir a impulsar a la industria de bares y restaurantes; en especial si se considera que hoy en día gran parte del sector ya está presente en las apps de delivery. Al respecto, Juan Pablo Juarado, CEO de Wunderman Latam, considera que hoy “las marcas deben contar con una estrategia integral multicanal que les permita una mayor penetración, generar mayor lealtad con sus clientes y ofrecer un showroom abierto todo el año”.

Romper la fila 

Actualmente se estima que sólo la industria de restaurantes representa más de mil millones de pesos en ventas, según datos del reporte Endeavor Insight Creación de una receta para el éxito. Sin duda un potencial que puede crecer con los beneficios del mundo digital.

Así como mencionamos que las apps de delivery service como una palanca para el sector, la tecnología también puede contribuir a llevar a los consumidores a los establecimientos. En ese sentido, Marc Mitchell, director general de Postmates México comenta que este tipo de herramientas pueden servir a los establecimientos en diversos niveles como “destacar al comerciante local para conectar con su público y atraer cada vez más conveniencia al ofrecer mayor facilidad al consumidor, algo que se traduce en una mayor calidad de vida”.

Por ello, no sólo las apps de delibery pueden ser de gran ayuda, existen otras herramientas que benefician a la experiencia de usuario, como las aplicaciones de pedidos, tablets o kioskos digitales que permiten evitar filas en los establecimientos. Otras alternativas para mejorar la experiencia al consumidor son las soluciones cashless, y Chips RFID que facilitan ofrecer la venta de bebidas y alimentos sin operaciones en efectivo o con tarjetas bancarias.

De esta forma la tecnología se convierte en el aliado estratégico perfecto para las marcas que buscan mejorar la experiencia del consumidor, ofreciendo alternativas que hacen más lúdica la estancia en bares y restaurantes para, de esta forma, tener mayores oportunidades para estimular el consumo y, al mismo tiempo, garantizar el acceso a la data que les permita entender a sus públicos de manera más detallada y profunda. 

loading...