Media People: Maximiliano Espejel

 

Merca2.0 (M2.0): ¿Cómo fueron tus inicios en los medios de comunicación?

 MAXIMILIANO ESPEJEL (ME): Inicié en el año 2000, en Canal Once, en un proyecto muy consolidado que se llama Bizbirije, que estaba dirigido para niños, el más importante en México y América Latina en programación infantil. En ese momento Plutarco Haza iba saliendo y me eligieron para continuar con el proyecto.

Para ser sincero, no tenía dimensión de lo que esto representaría para mi carrera. Estuve ahí diez años, y generé un vínculo muy estrecho con una generación o un par de generaciones que ahora ya son adultos y que muchos de ellos me los he encontrado en el periodismo.

Periodista y conductor con casi veinte años de experiencia en medios de comunicación en México y Argentina.

M20: Si tuvieras oportunidad de mencionar uno, ¿cuál sería tu mayor logro?  

ME: Siempre de los momentos complicados, cuando piensas que todo está perdido, es en donde más te tienes que afianzar en tus valores. Hubo un momento complicado en mi carrera al regresar a México después de haber vivido cuatro años, fue sumamente difícil volverme a posicionar en los medios porque la gente se olvida de ti cuando dejas de estar a cuadro o en un medio (en México). No me arrepiento porque me dio una proyección internacional y fincó las bases del perfil que llevo en mi carrera que tiene que ver con el medio ambiente, pero sí fue un momento sumamente complicado que me llevó a una depresión porque pensé que mi carrera estaba terminada. Pero, esa situación tan compleja, tan oscura hizo que me replanteara muchas cosas y que tomara fuerzas para no dejarme vencer, y que recordara los valores que había establecido y comunicado cuando era conductor de Bizbirije, sobre no dejar que las personas te digan que no puedes cumplir tus sueños. Entonces, el hecho de no rendirme, de todos los días tocar puertas me llevó poco a poco hasta donde estoy ahora. Por eso, más allá de colaborar en tres o cuatro medios y tener poco tiempo para mi vida  personal, lo agradezco porque para ello luché tanto tiempo.

M20: ¿Qué tan complicado es defender tus principios y convicciones frente a los de los medios para los que colaboras?

 ME: Muy complicado, porque los medios de comunicación están establecidos y se rigen a partir de líneas editoriales; lo que se debe y no hacer, lo que se tiene que decir, sobre todo cuando tenemos gobiernos con posturas tan radicales, es muy complicado pertenecer a un medio de comunicación que te deje tener una voz particular sobre lo que ellos ya negociaron. Porque al final de cuentas un medio, un canal, un periódico, es una concesión.

M20: ¿Cuál es el mayor reto que tienen los medios de comunicación?

 ME: Un panorama muy complicado, un panorama gris para ser sincero. Mucho trabajo qué trabajar para generar un cambio en la conciencia de las personas. Los medios deben estar para eso, tocar corazones, tocar conciencias, para generar un cambio importante.

Creo que la mayoría de los medios de comunicación actualmente están secuestrados por un sistema que les dice qué hacer, qué no hacer, qué decir y qué no decir. Y esto desafortunadamente nos deja vulnerables (las audiencias) ante lo que un grupo de personas con cierto poder quiere.  El poder en este país está mal comprendido, está mal utilizado. Ahora, eso ha cambiado poco a poco, pero falta mucho por hacer.