x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Media People: Leonardo Arriaga Silva

El comunicador, co-fundador del Triste Turno, ha dedicado su carrera a traer la irreverencia digital a medios tradicionales

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Carrera: Licenciatura en Comunicación en la Universidad Iberoamericana

Puesto: Conductor en Azteca Noticias

Twitter: @Radiohen

LinkedIn: leonardo-arriaga-1b478aa4

¿Cómo empezó tu carrera como comunicador?

Leo Arriaga: Yo empecé en 2008 en Ibero 90.9, la estación de radio de la Universidad Iberoamericana. Ahí conocí a Korno, con quien empecé el proyecto de Triste Turno. De ahí pasamos a Exa FM y MVS hasta que terminamos en Convoy, donde tuvimos el proyecto un par de años. A la par, me volví el conductor de Hechos Digital en TV Azteca. Y desde hace dos meses me uní a las filas de Hechos AM,  para la parte más crítica e irreverente del programa.

¿Crees que la pandemia ha tenido un impacto en los medios de comunicación?

LA: Los canales digitales se han dado cuenta que hay una área de oportunidad importante, porque hay muchas personas que están haciendo home office. Por su lado, los programas de radio están viendo un cambio en los momentos y espacios de consumo. Y en la TV sí hemos vivido un auge: la gente está más en su casa y pone la tele más seguido, para acompañarlo de fondo. Estar en su hogar ayuda a que sean más receptivos a estos medios de comunicación.

¿Es distinta la interacción que hay entre el público y comunicadores a raíz de la crisis?

LA: En general, la gente ha tenido un acercamiento casi obligado a los canales digitales; a entender Zoom, Twitter y estén mas conectados e informados. También veo mucho más estrés, es algo que permea las calles. La gente está más a la defensiva. Entrar a Twitter es entrar a un ring de box donde te van a tirar de todos lados.


He estado en ambos lados de la moneda, y los medios digitales están ganando como ningún otro. Pero en México, la mayoría del público está en los tradicionales porque eso tienen a la mano.


¿Cómo percibes tú que será el futuro de medios como la radio y la TV tradicionales?

LA: A veces pensamos que la burbuja en la que vivimos es todo México. Hay que salirnos y entender que la mayoría de las personas en el país no tienen acceso a canales digitales. Desde ese sentido, los medios tradicionales no están cediendo ante los medios digitales como en otros países. Pero, sí hay una necesidad muy importante de llevar el lenguaje, la crítica y la libertad que existe en digital  a los medios tradicionales para empezar a platicar de forma diferente. Es ahí donde yo diría que entro. Muchos medios tradicionales se están quedando en la vieja escuela y piensan que lo que da rating es lo bueno. No va por ahí. Lo importante es qué es lo que puedas decir, la crítica que puedas compartir, y la libertad con la que lo puedas comunicar. Necesitamos es que pasen cosas nuevas. Que la gente vea que en la televisión ya podemos hablar de otras cosas, tocar ciertos tópicos y hablar de cierta manera.

¿Cómo definirías que ha sido el 2020 para los medios de comunicación e información?

LA: Los medios de comunicación han sido esenciales para la gente. Hoy tenemos una sobreoferta de contenidos y noticias. Por eso es tan importante, más que nunca, estar bien informados. La gente darse cuenta que, para tener la noción de una realidad objetiva, se deben empapar de muchas opiniones, y desde ahí formar su propia perspectiva. No solo centrarse en un solo medio, sino en una mezcla de personas, medios y programas que conecten de ellos de forma emocional e intelectual. Los medios tienen un papel fundamental para que la gente esté enterada. Solo cuando las personas están enteradas, es que pueden ser críticas. Cuando se es crítico, se puede hacer algo al respecto. Y cuando haces algo al respecto, es que las cosas empiezan a cambiar.

Otros artículos exclusivos para suscriptores