McDonald’s y Kellogg’s eliminarán los colorantes artificiales de sus productos

De acuerdo con diversos estudios nutrimentales, el color emite una señal importante sobre el alimento, y las empresas no van a dejar de utilizar esas percepciones.

McDonald's
Foto: Bigstock
  • McDonald’s y Kellogg’s anunciaron que eliminarán los colorantes artificiales.

  • El color emite una señal importante sobre el alimento, y las empresas no van a dejar de utilizar esas percepciones.

  • La mayoría de los envases de quesos cheddar incluyen un ingrediente llamado achiote, un pigmento vegetal que se usa como colorante.

Muchas marcas alrededor del mundo están buscando aumentar el valor nutrimental de muchos de sus productos, por esta razón McDonald’s y Kellogg’s anunciaron que eliminarán los colorantes artificiales.

De acuerdo con diversos estudios nutrimentales, el color emite una señal importante sobre el alimento, y las empresas no van a dejar de utilizar esas percepciones.

McDonald’s anunció en septiembre que había eliminado los colorantes artificiales y Kellogg’s se comprometió a hacer lo mismo con sus cereales para finales de año.

Sin embargo, los estadounidenses no están dispuestos a despedirse de esas hojuelas en tecnicolor que flotan en la leche. Después de eliminar los colores artificiales de Trix, General Mills volvió a introducirlos el año pasado para recrear la versión “clásica” a pedido del público.

La mayoría de los envases de quesos cheddar incluyen un ingrediente llamado achiote, un pigmento vegetal que se usa como colorante. Otro queso que suele ser sometido a la cosmética es el mozzarella.

La directora de normas alimenticias de Panera Bread, Sara Burnett, dijo que el color blanco brillante del queso proviene del dióxido de titanio, un ingrediente común en los bombones de menta y las donas. Sin él,el queso mozzarella sería beige o blancuzco.

Esto se hace porque la mozzarella fabricada en Estados Unidos es de leche de vaca, que suele tener tintes amarillos, dijo Cathy Strange, de la cadena Whole Foods.

En Italia se hace tradicionalmente con leche de búfala, que es más blanca porque el animal no digiere los betacarotenos.

Muchos creen que las yemas más oscuras son más frescas o nutritivas. Pero el color puede provenir de pétalos de caléndula, alfalfa o colorantes en los alimentos de las gallinas.

El color de la yema depende ante todo de los carotenoides (pigmentos naturales de las plantas) que comen las gallinas, comentó Elizabeth Bobeck, profesora de nutrición avícola en la Universidad Estatal de Iowa. Para modificar el color de las yemas basta alterar la alimentación de las gallinas.

Marc Dresner, vocero de la Junta Estadounidense de Huevos, dijo que no se permiten agregados sintéticos en el alimento avícola.

El color rosa brillante de la carne puede significarle al comprador que el filete de salmón que atrajo su vista es fresco. Por eso, al salmón de criadero se lo suele alimentar con astaxantina sintética, una versión de un compuesto natural.

En los supermercados Costco, el salmón de criadero lleva el rótulo de “color alterado mediante la alimentación”.

Tal vez no suene apetitoso, pero los empresarios saben que el color puede hacer la diferencia.