McDonald’s no discrimina

Camila GonzalezPor Camila González.
@camilaglz

Las miradas a los mensajes publicitarios son tan profundas como se quieran hacer. Igual se ven las imágenes escuetas como los perfiles de los personajes protagonistas; igual se mira el color y la fotografía como esa sutil, pensada y planeada filosofía que va en la médula del spot y que entra en las conciencias así nos tapemos los ojos. La colección Huellas de la publicidad pone sobre la mesa la línea publicitaria de McDonald’s para que observemos con lentes especiales qué nos quieren decir más allá de “coman hamburguesas”.

En 1986 el spot muestra rostros que denotan complacencia por el sabor de las papas y las hamburguesas que degustan, los pocos rostros son diversos. Dice, sin decirlo, que los productos de McDonald’s son para todos y cada uno de los consumidores, para todos los gustos, sin excepción.

Anunciante: McDonald’s
Categoría: Restaurantes
Año: 1986

El ejemplo de 2001 sigue la misma línea, aunque quizás es aún más explícito. Abre la toma a un plano general de la cotidianidad y muestra situaciones en las que McDonald’s hace sonreír a niños, jóvenes y adultos, siempre un universo diverso. No importa quién y cómo eres, lo que prefieres, en lo que crees y cómo vives la vida, todos podemos encontrar en esta marca mundial sabor, rapidez y el sello indeleble de un aliado a la hora de comer.

Anunciante: McDonald’s
Categoría: Restaurantes
Año: 2001

Al final, esas delgaditas papas a la francesa y esas hamburguesas están hechas para ti, en exclusiva, seas quien seas. El mensaje detrás de las cámaras del objetivo publicitarios es, sin lugar a dudas, una oda a la inclusión.

Sobre la autora
Camila González trabaja actualmente en IBOPE AGB México.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.