Marketing sensorial desde el empaque para cautivar al consumidor

marketing sensorial

Ante la cantidad de información a la que está expuesto en consumidor en la actualidad, lograr captar y retener su atención es una tarea cada vez más complicada, con lo que las marcas se han visto obligadas a desarrollar estrategias que explotan disciplinas y terrenos distintos a los que en el pasado eran un lugar común.

En este sentido, aristas como el marketing sensorial se convierten en herramientas fundamentales para ofrecer a los targets aquel valor agregado que exigen en todos los puntos de contacto -desde la comunicación hasta el diseño de los propios productos- y mediante experiencia diferentes a las firmas comerciales.

[g1_message type=”success”]

Los datos publicados en el artículo How Customers Thinks, indican que las decisiones de compra se toman en 2.5 segundos y entre el 80 y 90 por ciento de las mismas se toman de manera inconsciente.

[/g1_message]

Esto tiene sentido si se considera que, como lo menciona Martin Lindstrom en su libro Buyology, sólo el 83 por ciento de la publicidad logra captar uno de los sentidos de las audiencias: la vista.

Así aquellas acciones que buscan estimular más de un sentido en el consumidor cada vez ganan mayor relevancia, mismas en las que todos los elementos que se relacionan con una marca deben caminar bajo la misma línea, incluso algunos que podrían definirse un poco más técnicos como el empaque.

A decir de Juan Carlos Gómez, director de marketing de Dr. Martens México“los impactos sensoriales generan un resultado directo a emociones. El reto es lograr que el cliente asocie la marca con olores, sonidos, colores, las diferentes texturas de nuestros modelos, lograr conseguir que el acto de compra se convierta en un momento de confort y placer sensorial que impregne la conciencia del cliente, que disfrute la experiencia de compra, con esto no sólo se logra un mayor consumo, sino también un mayor índice de regreso a la tienda, lealtad y vinculación con la marca”.

[g1_quote author_name=”Juan Carlos Gómez” author_image=”http://www.merca20.com/wp-content/uploads/2015/12/Juan_Carlos_Gomez.jpg” author_description=”Director de marketing de Dr. Martens México” author_description_format=”%link%” align=”right” size=”s” style=”solid” template=”01″]

Los impactos sensoriales generan un resultado directo a emociones.

[/g1_quote]

En este sentido hablamos de temas que van más allá del aspecto visual; es necesario pensar en el olor y la textura, elementos que pueden hacer la diferencia frente al anaquel.

Y es que hasta hace un par de años atrás la visión tenía el 84 por ciento de influencia para captar la atención del consumidor, dejando a otros sentidos como el olfato, el gusto y el tacto con cifras menores al 5 por ciento. Ahora, y ante la saturación de información, la vista sólo representa el 54 por ciento, mientras que el aroma alcanza el 17 por ciento y el tacto el 6 por ciento, según datos de Linstrom.

Así apostar por un diseño innovador que juegue con aspectos como las texturas o aromas será vital para mejorar la posición de una marca o producto en el mercado y entre los consumidores.

El 34 por ciento de los consumidores asegura que el uso de un packaging más cuidado afecta a la percepción que tienen de la marca

Recordemos que, tal como lo indican los hallazgos de un estudio elaborado por Dotcom, el 34 por ciento de los consumidores asegura que el uso de un packaging más cuidado afecta a la percepción que tienen de la marca, mientras que un 40 por ciento destaca que el uso de un empaque personalizado aumenta las posibilidades de que el producto sea recomendado por los usuarios.

De esta manera, el empaque juega como un recurso que las marcas deben aprovechar para optmizar sus estrategias de marketing sensorial, en donde la funcionalidad siempre será un buen aliado sumado a otras aportaciones como las experiencias que a través de las texturas y olores se pueda ofrecer al comprador en el punto de venta.