Marketing de experiencia, un restaurante que pone a trabajar a sus clientes

Este modelo de negocio, además de la experiencia, también es un mecanismo de marketing social ya que el target son aquellos que no pueden pagar la comida

El restaurante Mirai Shokudo, ubicado en el distrito de Jinbōchō, Tokio, y dirigido por Sekai Kobayashi, puso en marcha uno iniciativa con el que se pretende conectar con un mercado atípico para los establecimientos de comida, el de personas que no pueden pagar por los platos.

Kobayashi, la única trabajadora del establecimiento, declaró a la televisión local, que su modelo de negocio consta en que los clientes preparen su propia comida; los comensales tienen la opción de pagar por los platillos o que sea gratuito sirviendo platos, limpiando mesas o realizando otras tareas durante 50 minutos.

De acuerdo con el medio, el almuerzo tiene un precio de 900 yenes, no obstante, hasta el momento, más de 500 personas, principalmente estudiantes universitarios, han optado por trabajar a cambio de comida. “Utilizo este sistema porque quiero conectar con personas que no tienen los recursos para comprar los platillos”. La iniciativa corrobora su objetivo cuando abrió el restaurante hace un par de años; “un lugar donde todos son bienvenidos y todos encajan”.

Además de la intensión de generar un vínculo con los menos favorecidos, también ofrece la la oportunidad de que sus clientes colaboren para ayudar a la causa. Aunque trabajen en el local, para cenar gratis, se puede optar por conseguir un cupón por comida, mismo que se puede dejar en la entrada del restaurante para que otra persona lo pueda usar.

Este mecanismo de marketing de social, está acompañado de marketing de experiencia ya que, además de generar un acto a favor de aquellos que menos tienen, o que se les complica destinar parte de sus ingresos en la alimentación; también funcionar como un espacio en el que a través de la experiencia se puede conectar con la gente.

La ubicación del restaurante fue fundamental para aplicación de este modelo de negocio, Jinbōchō, es un punto turístico por ser un distrito donde abundan las librerías, así como la sede de diversas editoriales, por lo que la presencia de estudiantes es muy fuerte.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299