Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Marcas mexicanas, a esta distancia están de Apple, Amazon y Google

El referente de las marcas internacionales ha sido siempre un punto de comparación entre el nivel de desarrollo de un mercado nacional con otro, algo que se expresa en el nivel de madurez de manera individual.

Compartir:

  • El mercado mexicano encuentra en espacios digitales inexplorados una serie de áreas de oportunidad para equilibrar la balanza frente al mercado internacional.

  • Apple es, por sí misma, una de las compañías que genera más ingresos que casi todos los países existentes.

  • Es a partir de una flexibilidad de oferta que compañías como Amazon y Google hacen efectiva su expansión en diferentes canales.

Demás está decir que las marcas mexicanas se encuentran, cuando menos en cuestiones de valor económico, a una distancia bastante considerablemente extensa de las marcas internacionales más poderosas del mundo, como Apple, Amazon y Google.

No obstante, poco se habla realmente sobre cuánto abarca esa distancia y qué se ha requerido para acrecentar esa brecha. Asimismo, pocas veces nos preguntamos cuáles podrían ser las claves para entender el funcionamiento de esta distancia. Para entenderlo, valdría la pena proporcionar un poco de contexto.

Marcas mexicanas; a esta distancia están de Apple, Amazon y Google

En primer lugar tenemos a las marcas mexicanas, mismas que han sabido capitalizar el mercado, principalmente latinoamericano, aunque con gran presencia en el mundo. Por ejemplo, tenemos que la marca mejor valorada en México resultó ser Corona, misma que cuenta con una presencia que se extiende a más de 180 países del mundo.

Este primer caso resulta curioso debido a que, en términos generales, Corona pertenece a un conglomerado formado por otras marcas como Modelo y Victoria, llamado AB InBev. Dicha matriz ocupa ni más ni menos que el 31,3 por ciento del mercado mundial de la industria cervecera, haciéndose cargo de cerca de 582 marcas. De hecho, el impacto de Corona y este conglomerado es tan grande que incluso triplica la posición de Heineken, conglomerado que incluye además a Tecate y abarca poco más del 12 por ciento de esta industria.

Actualmente, el valor de marca de Corona se estima, según Brand Finance, en los 5 mil 820 millones de dólares. A pesar de esto, aún se ubica a años luz, en términos económicos, del valor de las marcas más poderosas del mundo.

El mismo estudio en su versión completa señaló que las tres empresas mejor valuadas en el mercado fueron Apple, Amazon y Google, todo esto con cifras del 2021. La primera ostentó un valor equivalente a los 355 mil millones de dólares; Amazon, por otro lado, se valúa en 350 mil millones; mientras que Google se queda con 263 mil millones de dólares.

Y es que esto para nada quiere decir que las marcas mexicanas se encuentren haciendo mal las cosas o que su valor sea muy bajo. Al contrario. Para hacernos una idea, tenemos que, según estimaciones de PR Newswire y Allied Market Research, toda la industria actualmente de eSports tiene un valor aproximado de mil 307 millones de dólares, representando casi el 40 por ciento del mercado en México y casi el 50 en Estados Unidos. Bueno, pues el valor de Corona es casi cinco veces eso.

Pemex, Claro, Victoria, Modelo, Bodega Aurrerá, Telcel, Cemex, Bimbo y Banorte completaron la lista de las empresas más valiosas de México, aunque esta última con un valor de mil 750 millones de dólares.

Y es que, en esta lista global se deja ver que, cuando menos hasta el lugar 33, en donde se ubica Volkswagen, el valor de las marcas no baja de los 40 mil millones de dólares. Recordemos, por ejemplo que hace unos par de meses, cuando Elon Musk intentó comprar Twitter fue por la cantidad de 44 mil millones de dólares, misma que ya de por sí era bastante alta y que, dicho sea de paso, es casi el valor actual de Tesla.

Demanda, madurez de mercado y canales digitales

Ante este fenómeno podríamos señalar que existen varios fenómenos, entre los que destacan la demanda del producto, la madurez del mercado en el que se desarrollan y, por supuesto, qué tanto pueden valerse de los canales digitales.

Tenemos que Apple cuenta con una cantidad bastante pequeña de tiendas físicas en el mundo, siendo 520 repartidas en 25 países, según datos de la propia compañía. No obstante, el valor de su mercado es precisamente ese, que a diferencia de compañías como Corona o Pemex, casi podríamos decir que podría no necesitar de tiendas físicas para abastecer a todo el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, cuenta con más de 250 tiendas físicas; no obstante, la mayoría de sus ventas se hacen a través de e-Comerce.

Y es que, de sólo pensar que el iPhone, siendo considerado el producto más exitoso de la historia, podría por sí mismo ser una compañía mucho más valiosa que Microsoft, Coca-Cola y McDonald’s, da bastante de qué hablar.

El sorprendente ascenso de iPhone y Apple.

De la misma manera, el hecho de que existan 250 tiendas de la marca en Estados Unidos y sólo dos en México, no se reduce simplemente a un posicionamiento natural nacionalista, sino a una estrategia de posicionamiento que obedece directamente a los criterios de madurez de un mercado consolidado tanto en retail como en e-Commerce y fintech, entre muchas otras cosas.

De hecho, si pensamos en la lista del G20, que incluye a los 20 países más ricos del mundo, tenemos que el Producto Interno Bruto (PIB) de México fue 22 veces menor que el de Estados Unidos, lo cual colocó a México en el lugar número 14 de este selecto grupo. No obstante, tanto Apple, como Google y Amazon, que se desarrollan principalmente en territorio estadounidense, lograron por sí mismos ingresar mayor valor capital.

El caso de Amazon, por ejemplo, se explica a través de los distintos canales de comunicación de la compañía, en donde es insostenible compartir una definición que haga justicia a la expansión, de la misma manera que con Google. Es decir: Google es, sí, un motor de búsqueda, pero también es una plataforma e-learning, y también es un servicio de música; Amazon es una portal de e-Commerce, pero también una plataforma de streaming.

De esta manera, aunque las marcas mexicanas han encontrado su valor en la oferta, el reconocimiento de marca y por supuesto en el producto ofertado, pareciera que están a años luz de diferencia, no sólo por las estrategias empleadas, sino precisamente por las limitaciones propias de un mercado que, aunque maduro, aún se encuentra lejos de sentarse en la mesa de los grandes imperios como China y el propio vecino del norte.

 

 

 

Ahora lee:

Crecimiento de la industria de eSports; valdría cuatro veces más en 2030

El marketing de afiliados, entre los grandes canales de venta de LATAM

Entrevista exclusiva a TERAN TBWA: 75 años “hablando del futuro”

Prensa impresa: ¿cuánto tiempo le queda de vida en México?

Otros artículos exclusivos para suscriptores