• Los últimos mil 500 tweets con la etiqueta #nohaygasolina han generado un impacto calculado en  676 mil 477 impresiones

  • Hasta el día de ayer, se calculaba que seis entidades, en la zona centro del país, enfrentaban problemas de escasez de gasolinas

  • El 85 por ciento de los consumidores construye sus opiniones sobre las empresas tomando como base el cómo reaccionan las marcas ante una crisis

Durante la tarde de este martes, el hashtag #nohaygasolina se ubicó como la tenencia número uno dentro del mercado mexicano, al ser utilizado por los usuarios para denunciar un supuesto desabasto del combustible en la Ciudad de México y otras regiones del país.

De acuerdo con la herramienta de medición Tweetreach, tan sólo los últimos mil 500 tweets con dicha etiqueta han generado un impacto calculado en  676 mil 477 impresiones y 584 mil 547 cuentas alcanzadas.

La tendencia es eco de una situación que ha sido tema de conversación desde el fin de semana pasado. Hasta el día de ayer, se calculaba que seis entidades, en la zona centro del país, enfrentaban problemas de escasez de gasolinas, lo que significó un impacto para más de mil 500 estaciones de servicio en Michoacán, Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato y Jalisco, las cuales han tenido que cesar sus operaciones por días u ofrecer solo una opción de combustible, entre otras afectaciones.

Ahora, de acuerdo con las denuncias realizadas en Twitter, el desbastó parece haber llegado a la capital del país.

Una oportunidad en medio del caos

Lo que para muchos significará un golpe importante en cuestión de consumo, ingresos y construcción de marca, para otros es una oportunidad para conectar con sus públicos meta.

Así lo deja ver la marca mexicana Sunday Afternoons México, la cual mediante un tweet que utilizó el mencionado hashtag, invitó a los usuarios a caminar y utilizar su variedad de sombreros, accesorios y tratamientos para el cuidado de la piel.

Lo realizado por la firma es un intento por sumarse a la conversación que ahora premia entre los consumidores locales y más allá de si la ejecución fue correcta o no, lo que queda claro es que en el mundo de la publicidad lo que para algunos es una debilidad para otros puede ser una fortaleza.

Las otras marcas

Y es que mientras esta marca intenta hacerse eco con el tema, la situación para otras marcas pinta para ser todo un reto de gestión de crisis de marca.

Aunque es cierto que el problema central es consecuencia de un factor externo, la realidad es que las marca que operan dentro del sector serán blanco de queja por parte del usuario, quien no perdonará la falta del producto y verá lastimada su experiencia de usuario.

En este sentido, las empresas gasolineras que operan en el país deberán de reforzar sus procesos y estrategias de comunicación para no ver perdida la confianza y preferencia del cliente, ante una situación de desabasto.

Recordemos que el 85 por ciento de los consumidores construye sus opiniones sobre las empresas tomando como base el cómo reaccionan las marcas ante una crisis, de acuerdo con Weber Shandwick y KRC Research.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299