Durante la tarde de este domingo, diversos medios nacionales dieron a conocer la muerta de un elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana quien luego desea asignado a la vigilancia del Vive Latino, se contagió de COVID-19 para perder la vida este sábado.

Luego de ser parte de los elementos que resguardarán a los asistentes de reconocido festival y tal y como lo reportan los familiares del elemento hoy fallecido, luego de ser parte del cuerpo de seguridad del evento musical, comenzó a sentir algunos síntomas relacionados con el COVID-19, por lo que asistió al IMSS en donde fue diagnosticado como positivo.

Es importante mencionar que, en primera instancia, el elemento policiaco sólo recibió una licencia médica por 14 días, luego de que sus superiores consideraran que sus síntomas no eran graves.

La marca en juego

Más allá de las medidas tomadas por la Secretaria de Seguridad Ciudadana en este caso en particular, lo cierto es que para el festival se traduce en un golpe importante para su marca, si se considera la polémica que la última edición del mismo desató debido a que se llevó a cabo en medio del inicio de la pandemia en México, cuando las autoridades ya había recomendado evitar todos los eventos masivos.

De esta manera, el pasado domingo 14 de marzo, las autoridades indicaron que se suspendieron las clases por al menos un mes, al tiempo que se decretó que parques de diversiones así como estadios deberían de permanecer cerrados para evitar un brote aún más grave.

Aún con estas medidas, el Vive Latino abrió sus puertas albergando a miles de fanáticos de la música que esperan vivir un festival único, a pesar de que este fue leído desde aquel momento como un punto importante de contagio.

En aquel momento, mediante sus redes sociales, el festival anunció el inicio de sus actividades, hecho que de manera casi inmediata generó toda clase de criticas por aquellos usuarios que están preocupados por que la pandemia alcance niveles de poco control.

En la misma línea, en este sentido, a través de una rueda de prensa, Jordi Puig, director del festival, aseguró que “mientras las autoridades no nos digan lo contrario, tenemos que seguir adelante. Tenemos más de 70 mil boletos emitidos por día, más de 10 mil fuentes de trabajo y queremos darle vuelta a la economía, a la vida y a la diversión”.

La reputación y el reclamo

Si bien en semanas pasadas se habría hablado de una muerte relacionada con el festival, esta no fue confirmada como tal, caso contrario a lo que ahora sucede.

Con el anuncio de la muerte de este elemento de seguridad, la etiqueta #vivelatino2020 se ubicó como la primera tendencia para el mercado mexicano dentro de Twitter, al tiempo que desde TweetRearch indican que la tique a generado un alcance de 230.6 mil impresiones y un alcance potencia de 182 mil 508 cuentas.

El hashtag ha sido utilizado por los usuarios para recordar la presunta “irresponsabilidad” del festival, sus organizadores y las autoridades por mantener en pie este evento que ahora cobra una vida.

Para la marca del festival y las empresas que se lo respaldan se trata de un golpe duro en términos de reputación más cuando reconocemos el papel que las marcas deben de jugar en tiempos de crisis.

Recordemos que de acuerdo con el “Barómetro de Confianza de Edelman 2020: Las marcas ante el Coronavirus”, encuesta que finalizada el pasado 26 de marzo y realizada a nivel mundial afirma que para el 62 por ciento de los consumidores sus países no superarán la crisis sin el respaldo de las marcas.

De manera puntual, el 90 por ciento de los consumidores espera que las marcas trabajen para proteger el bienestar y la seguridad económica de sus empleados y proveedores hasta que termine la pandemia tiempo que un porcentaje igual de personas espera que las marcas colaboren con el gobierno para encontrar soluciones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299