• Para 2023, se espera que el mercado de lujo en México tenga un valor de cuatro mil 235 mdd anual

  • Entre los nombres más relevantes de la industria actual, se encuentran L’Oréal, Estée Lauder y Luxottica

  • Dentro del país, la categoría de mayor recaudación en el mercado son los cosméticos y fragancias de prestigio

Uno de los mercados más interesantes a escala global es el de lujo. En estimados de Bain& Company, la industria disfrutó de un crecimiento del cinco por ciento en 2018. Para 2019, se puede esperar que también cierre el año con un buen rendimiento. En parte, porque ha ganado poderosos aliados en el entorno digital. Sin embargo, no se puede decir que todo es color de rosas. Como menciona Statista, se espera que el crecimiento siga decayendo con los años.

Algo similar puede decirse del mercado de lujo mexicano. En marzo de 2018, The Luxonomist apuntaba que la industria nacional había experimentado un crecimiento de 8.3 por ciento anual. Además, en cifras de Deloitte, es literalmente el país más atractivo en toda América Latina para las compañías del sector. Lo anterior no significa que no haya algunos retos para las empresas. En ese sentido, ¿cuál es el panorama futuro para las marcas del segmento?

Expectativas a futuro para el mercado de lujo

De acuerdo con Statista, la industria nacional valdría tres mil 938 millones de dólares (mdd) para finales del año. Contrario al entorno global, que presenta una clara caída en crecimiento, en el país se espera que se mantenga una expansión estable de entre tres y cuatro por ciento. Esto provoca gran optimismo entre las empresas del sector. En entrevista con Merca 2.0, Agustín García, director general de Daniel Wellington en México, refuerza este sentimiento.

Estamos seguros de que existe un excelente potencial para las marcas de lujo en el mercado mexicano. [Nosotros estamos] teniendo una gran respuesta. Buscamos conocer historias de personas y ser parte de sus momentos más especiales. Además, como la expansión global es de nuestros principales pilares comerciales, queremos expandirnos a puntos clave de la República. Para así llegar a los consumidores y clientes potenciales y ser parte de sus vidas.

¿Cómo enfrentarse a la baja popularidad de las plazas comerciales?

Más allá de todas las barreras que están enfrentando las compañías de la industria, hay una plaga que afecta a todo retail. A escala global, los centros comerciales están sufriendo un “apocalipsis retail” propiciado por las generaciones jóvenes, que rechazan el viejo concepto del mall. Peor aún, se ha detectado que esta desidia empieza a contagiarse y afectar a otros sectores de la población. García ve en canales digitales una buena alternativa de crecimiento.

[El país] es un mercado que queremos seguir desarrollando. Estamos seguros que existe un gran potencial, sabemos que a los consumidores de México les gustaría tener puntos de venta más cercanos, así como disfrutar la experiencia de ir a una tienda y probar los productos. Estamos trabajando para cumplir este objetivo. Además de que ya hay una gran demanda de Daniel Wellington por parte de nuestros clientes a través del comercio electrónico.

Posicionamiento de marca en el sector lujo

Sin embargo, queda un elemento crucial que deben superar las marcas: la competencia. El crecimiento sostenido de México motiva a que más empresas, nacionales y globales, se sumen a la carrera en el país. Por otro lado, la reducción de los canales tradicionales hace que haya una competencia más severa por capturar los espacios físicos de promoción. El director general de Daniel Wellington cree que la clave está en los valores de cada organización.

Nuestros valores y pilares a nivel global, como enfoque al consumidor, tener una estrategia de marketing sólida y nuestro enfoque en el producto, son y han sido la clave para sobresalir de la competencia en todo el mundo. Además, nuestra participación y presencia en redes sociales ha sido impactante en la industria relojera los últimos 4 años. Tanto, que hoy es un movimiento global que ayuda a crecer, definir y desarrollar la lealtad a la marca y lograr los objetivos.