Louis Vuitton volverá a hacer su costoso baúl para transportar la Copa Mundial. También creará estuches para balones

Louis Vuitton alcanzó un valor de marca de 29 mil 242 millones de dólares, según estimados de Millward Brown, Kantar Worldpanel y Bloomberg.

Una simple ocurrencia se convirtió en la mejor estrategia con que una marca de lujo ha aprovechado un evento deportivo como la Copa Mundial de la FIFA.

La marca Louis Vuitton cuenta que vio como algo inapropiado que el trofeo se llevara a diversos países sin la protección que un galardón de ese peso merecía y al ser una compañía referencia dentro del equipaje de lujo, logró una asociación única al crear un baúl para el trofeo y obtener que su marca sea vista en un evento de alcance mundial.

En esta ocasión, la marca ha complementado su baúl con una colección de productos inspirados en un balón de futbol, haciendo la experiencia deportiva aún más relevante para una marca de este tipo.

Los ejemplos de temporalidad no son nuevos en lujo y menos para Vuitton, que ha aprovechado este recurso para lanzar al mercado diversos productos que logran ser una referencia para el consumidor, tal como ocurrió con la boda entre el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle, que motivó a la marca a lanzar una colección de bolsos inspirados en la bandera inglesa.

El contexto, los momentos y la temporalidad se han convertido en elementos fundamentales para lograr establecer oportunidades con que las marcas han determinado resultados comerciales ante los consumidores.

Por ejemplo, con motivo de la celebración del año del perro, un festejo basado en el calendario lunar, el cual sirve para identificar el año nuevo chino, las marcas usan el evento como una estrategia creativa para vender productos inspirados en el animal que corresponde, según el horóscopo chino.

Gucci fue la primer marca de lujo en crear sus propios animojis que están disponibles a través de iTunes. Los emojis lanzados por la marca fueron con motivo de la celebración del nuev año chino.