Los temores del consumidor en el Buen Fin y cómo resolverlos desde el marketing

pharmacist chemist woman helps to choose medicine for young to female buyer in pharmacy drugstore
  • La inseguridad que permea en ciertasregiones del país representa uno de los temores que inhibe las compras en el Buen Fin.

  • Algunos compradores desconfían además de la efectividad y veracidad de las ofertas de esta promoción.

  • Otros opinan que no son tiempos de consumo ante los cambios políticos y la incertidumbre que esto genera.

Llega el Buen Fin y su propósito es el de activar la economía mexicana a través del consumo de productos con facilidades de pago, precios bajos, obsequios y otros incentivo para atraer al consumidor y convencerle de adquirir las mercancías que se pusieron a la venta, pero a veces la labor se vuelve complicada porque las personas no están tan convencidas hacer la adquisición.

El temor del consumidor en el Buen Fin tiene varias razones y una de ellas tiene que ver con el temor de que las ofertas no sean efectivas. Ante ello es existe una institución que es la Profeco para defender al comprador, pero desde el terreno del marketing, las marcas deben generar la debida confianza que permita a los clientes saber que los mensajes que se generan son reales y no ofertas huecas.

Las acciones de marketing también deben asegurarse de que las ofertas que presentan las marcas sean las correctas, de lo contrario ocurrirán errores como el que ya pasó WalMart, y todo por lo que parece ser un error de redacción en algunas de sus tiendas -lee más detalles en esta liga-.

Pero también existen otro tipo de preocupaciones para el comprador, como la inseguridad pública que permea en amplias regiones de México y que inhiben el traslado de personas hacia puntos de venta. Ciudades como Cuernavaca, Morelia, Ciudad de México y otras regiones reportan acciones como operativos especiales de vigilancia en alrededores

Para casos de intranquilidad por parte de las personas, marketing tiene como misión desarrollar otras modalidades de compra, como lo hace el comercio electrónico, que ha demostrado efectividad en la tranquilidad de las personas por sus entregas a domicilio y la seguridad de transacciones electrónicas y otras modalidades de pago.

Una preocupación más por parte de las personas que puede apagar su ánimo durante este Buen Fin radica en la precariedad económica que permea como situación generalizada en amplios sectores de la población y también la zozobra que produce saber que en el país aperentemente, se visulmbra una transición política un poco más diferenciada que en otros sexenios, con la llegada de un nuevo gobierno.

Ante esta situación, opina Vladimir Ramírez, socio fundador de Franquicia Master, quien considera que ante cualquier dime direte, especulación y temor, lo que se tiene que hacer “trabajar y no dejar de hacerlo, abrir fuentes de trabajo, promover que existan oportunidades. El miedo paraliza y no podemos estar preocupados con cosas que no están en nuestras manos”.

En el caso de la oportunidad que representa para las marcas y los compradores en el Buen Fin, una de las recomendaciones es que si se tiene alguna necesidad de compra, se busque la oportunidad de hacerla en estos días, siempre y cuando exista una debida reflexión acerca de su uso, ventajas y costos.