Para nadie es un secreto que Los Simpsons se han mantenido como una de las franquicias televisivas más importantes de los últimos tiempos. El negocio que gira alrededor de la peculiar familia de tez amarilla le ha permitido mantener un lugar privilegiado dentro de la barra prime time de Fox durante poco más de 30 años.

Esta condición les ha permitido romper un nuevo récord que permanecía intacto desde 1975 (o bien 43 años). Este domingo, la peculiar familia de Springfield transmitido su episodio número 636 en prime time dentro de la cadena Fox, con lo que ha pasado a la historia de la televisión americana al colocarse como la serie con la mayor cantidad de capítulos emitidos en horario de máxima audiencia.

Gracias a su emisión de este domingo, los personajes creados por Matt Groening ha superado a la serie Gunsmoke, western que transmitido por la cadena CBS entre 1955 y 1975, alcanzó 635 capítulos en horario estelar.

La primera temporada de Los Simpsons en Estados Unidos tenía audiencias que superaban los 30 millones de televidentes por episodio y de la segunda a la cuarta temporada estaban por arriba de los 20 millones, según datos de Nielsen.

Esto habla mucho del negocio que la serie animada representa para el negocio de Fox. De acuerdo com datos entregados por Statista, hasta marzo pasado, Los Simpson se mantenían como el segundo show de televisión con un mayor número de seguidores en Facebook (65.08 millones de fans), sólo por debajo de Mr. Bean (77 .93 millones de fans).

Esto le ha permitido vender espacios publicitarios durante sus emisiones bien cotizados. DE acuerdo con Katar Media, entre 2017 y lo que va de 2018, un ancho de 30 segundos transmitido durante un episodio de esta serie tiene un valor de 140 mil 699 dólares.

La reconocida serie animada decidió celebrar su éxito con una serie de acciones en redes sociales entre las que destacan una publicación de Matt Selman, productor ejecutivo del show de televisión, así como la intervención -transmitida este domingo- de Maggie Simpson en un duelo al estilo vaquero con el personal más emblemático de Gunsmoke.