Construir una estrategia de social selling es una apuesta que está enfocada a usuarios de redes sociales y dota de un objetivo muy claro a las cuentas de la marca dentro de estas plataformas.

El primer beneficio de hacerlo es el awareness online, con una estrategia de comunicación que aumenta el trafico web, incremente la base de fans con que se cuenta y sobre todo, detona las ventas.

Dichos objetivos también forman parte del estudio Social Media Examiner, que publicó sus resultados de un análisis realizado a nivel mundial durante 2018.

ATRAER AL CONSUMIDOR EN REDES

El social selling es un concepto con gran adopción entre los mercadólogos, por la oportunidad que brinda la comunicación con un objetivo comercial ante usuarios de redes sociales.

Reforzar la estrategia comercial a través de redes sociales debe partir de dos bases: primero, que solamente estás dirigiéndote a usuarios de estas plataformas. Segundo, la disposición que este nicho tiene para comprar.

Un estudio que no es representativo, pero nos da una guía de lo que podemos esperar en el mercado mexicano, llevó a Sumo Heavy a descubrir en Estados Unidos, el porcentaje de consumidores digitales, que realizó una compra a través de redes sociales.

El 82 por ciento dijo que no había hecho compras a través de una red social, contra un 18 por ciento que dijo haberlo hecho.

Para saber qué sí y qué no hacer cuando se conversa con el consumidor a través de redes sociales y se busca concretar ventas, Lucía Lobeira, CMO de Elixir Detox, asegura que las cuentas de una marca en social media tienen que trascender la simple promoción de productos, para convertirse en perfiles que valgan la pena seguir.

“Se tiene que hacer una estrategia específica de ver qué se quiere comunicar (…) el tipo de lenguaje a usar dependiendo del publico y tener en cuenta que las redes son la ‘nueva tarjeta de presentación’ de la marca, donde la im gen, fotografía y diseño si importan”, explica.

EL CONSUMIDOR INFLUENCER

Un estudio de Fullscreen y Shareablee que se publicó en 2018, donde ambas firmas descubrieron qué opinión tenían los consumidores sobre los influencers.

La opinión que menos compartieron es que sus colaboraciones con marcas eran transparentes y la manera en que se comunicaban era auténtica.

Estas cifras nos hablan de un consumidor más crítico en redes sociales que más allá de ser un seguidor, el mismo se convierte en un influencer que debe estar presente en la estrategia de las marcas.

Carter Wilkerson lo demostró durante 2017 cuando un simple tweet pidiéndole nuggets de pollo gratis a Wendy’s, se convirtió en en la acción de social media marketing más poderosa, que una marca de este segmento jamás pudo haberse imaginado. La marca finalmente recompensó al joven con el popular producto.

Rodrigo Amozurrutia, head of Strategy en Wunderman México.

Esto nos lleva a pensar en los seguidores en redes sociales de una marca, como en los influencers más orgánicos de estas firmas, por lo que ahora las marcas están obligadas a colaborar con ellos ofreciendo contenido relevante, que los motive a seguirlas y difundirlas.

“Si sabemos darles un rol dentro de la estrategia de una marca y creamos una. forma para conectarlos con una audiencia más amplia. Las formas de ejecutarlo pueden ser muchas”, explica Rodrigo Amozurrutia, head of Strategy en Wunderman México.

LA TAREA DEL CM

Community Roundtable publicó un audaz estudio en donde advierte que el rol del community manager desaparecerá este 2019, para dar paso a roles más especializados.

El vendedor social puede ser una de estas especialidades que tome el community manager y para lograrlo tiene una tarea clave: aliar su estrategia de comunicación con el consumidor.

“Es importante incentivar a los consumidores a hablar de nuestros productos, para ello debemos identificar a aquellos actores que ya lo hacen por cuenta propia y generar constantemente esta interacción mediante el fomento de la creatividad, concursos, reconocimientos, información útil; empujando la retroalimentación dentro de la comunidad, para lograr hacer crecer las conversaciones alrededor nuestro”, concluye Rodrigo Zubeldía CEO de Kubo Digital y desarrollador de Ventiapp.

El social selling está convirtiendo en vendedores sociales a los community managers y a los usuarios de estas redes en consumidores influencers.

Las firmas que lo han entendido saben que el vínculo entre estos dos roles es una estrategia de comunicación que busca colaboración y no una simple promoción de producto.