x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Los retos del social ecommerce

El social ecommerce será la norma en el futuro, una nueva forma de llegar al comprador.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El comercio electrónico está viviendo una nueva oleada de crecimiento que nadie esperaba. Las condiciones dejadas por la pandemia, hicieron que esta forma de comercialización creciera como espuma en todo el mundo a ritmos que no se esperaban hasta el siguiente lustro.

Para entender mejor el asunto es justo reconocer las proyecciones entregadas por Business2Community las cuales destacan que este segmento ha experimentado un crecimiento equivalente a 10 años en solo 3 meses, por ello se considera que la competencia será más reñida para las marcas aquí presentes.

Sergio Villarruel, director comercial y de marketing en Fiserv, afirma que “la pandemia transformará aún más los hábitos de consumo digital de la población, que para las empresas se traducen en un mayor volumen de ventas del comercio online”-

Social ecommerce, en la mira

Aunque en esta ecuación firmas como Amazon o Mercado Libre son referencia, la realidad es que no son los únicos jugadores.

Las redes sociales han comenzado a figurar como una pieza que nadie puede despreciar. Las cifras hablan por sí solas. De acuerdo con Warc, el social ecommerce está creciendo gracias a las generaciones más jóvenes de usuarios.

Entre los compradores de la generación Z y millennial 3 de cada 4 usuarios afirma que las redes sociales influyen en sus compras, lo cual convierte al comercio social en una buena oportunidad para capitalizar este comportamiento.Al respecto, información de Forbes, señala que el 47 por ciento de los millennials ven sus compras influenciadas por el mundo del social media borrando cada vez más la línea que separa al comercio de las redes sociales.

Más importante es reconocer que  a nivel global el 35 por ciento de las empresas ya venden a través de redes sociales.

El gran reto

Las oportunidades son evidentes. El consumidor destina cada vez más tiempo a estos espacios al tiempo que las propias plataformas han comenzado a habilitar funciones y opciones para facilitar las compras desde sus propias webs.

Yuri Fiaschi, vicepresidente de ventas globales de Infobip, pone como ejemplo lo que sucede co WhatsApp: “La razón por la que su uso de esta aplicación de mensajería se está disparando entre los negocios es debido a que proporciona una variedad de beneficios tangibles para las marcas. Estos incluyen una mayor automatización, personalización, activación de campañas de marketing y satisfacción del cliente. Además, dado que muchos compradores se quedan en casa y realizan compras a través de dispositivos móviles, el uso de WhatsApp mantiene todas las comunicaciones e interacciones al alcance de la mano de los consumidores, literalmente”.

No obstante, hablamos de un canales que, aunque tienen muchos años acompañando al marketing, poco han sido explorados en términos de conversión.

EL asunto va más allá de las implicaciones técnicas que demanda crear una tienda en Facebook o de habilitar una gama amplia de formas de pago.

El gran reto una vez más es la confianza en proceso en el que ser intrusos puede ser el gran riesgo.

En su experiencia vivida durante el Buen Fin, Aristóteles Olvera Morales, gerente de marketing digital de Chedraui, menciona “nuestro principal reto fue entender el comportamiento de los usuarios de las Redes Sociales, ya que no queríamos parecer intrusivos en su proceso de compra o navegación, pero si estar presente con los usuarios que tenían alguna queja de la marca con la finalidad de capitalizar nuestras ofertas”.

Si bien el comercio electrónico en su versión más orgánica parece haber dado pasos enormes durante los últimos meses en este sentido, el social ecommerce todavía tiene un extenso camino por recorrer, el cual deberá avanzarse a la brevedad para capitalizar la nueva forma de comercio que las redes sociales ofrecen. 

Otros artículos exclusivos para suscriptores