Los elementos esenciales del rebranding de éxito

marca
Imagen: Bigstock

La renovación de una marca, su imagen y su identidad visual es cosa seria, necesita de un proyecto interesante que cuenta con dos responsabilidades: desprenderse correctamente del branding previo  y no romper con la historia, tradición, o prestigio con ya cuenta una firma, producto u organización.

En todo proceso de rebranding hay cinco equivocaciones que no se pueden cometer:

1.- No describir sus beneficios de la marca y sus productos
El mensaje visual necesita ser capaz de presentar las ventajas del producto o marca  para generar empatía con el consumidor.

2.- No cuidar la reputación de la marca
No se puede romper por completo con la imagen y esencia que envolvía a la marca porque ello puede significar la partida de los consumidores, en todo caso hay que guiar un proceso de transición para que los clientes acompañen a la marca en su transformación.

3.- No unificar a la marca con sus productos
Si la marca no establece una esencia e identidad visual correctamente vinculada con sus productos se corre el riesgo de obtener resultados malos en las ventas y la confusión de los consumidores.

4.- Generar  mensajes incomprensibles
No conectar con el público puede ser por causa de que los mensajes están lejos del contexto del grupo al que se dirige un producto o una marca. El lenguaje visual, sonoro y verbal necesitan concordancia y saber dirigirse a su mercado.

5.- Cambiar a la marca cuando no lo necesitaba
A veces las marcas sufren bajas en sus ventas no por culpa de sus productos ni del mercado, sino por cuestiones internas; aún así, se promueve un proceso de rebranding que no era necesario. Como creativo visual debes ser capaz de distinguir cuando esto ocurre y hablar con franqueza ante los clientes.

 

Las marcas están siempre sujetas a la competencia y por ello deben mostrar su mejor cara de manera permanente, cuando ello no se logra resulta necesario hacerlo posible a travé de un intenso proceso de renovación.

Vamos a recordar a continuación diez pasos esenciales que todo proceso de rebranding debe llevar a cabo para aspirar al éxito, anótalos y compártelos.

1. Análisis exaustivo del perfil de cliente que permita conocer sus necesidades y gustos.

2. Desarrollar un concepto visual que sea capaz de describir las características y bondades del producto o marca.

3. Que el diseño de rebranding pueda hablarle de frente al consumidor.

4. Implementación de los procesos creativos adecuados, lo cual se puede lograr si se identifica el tipo de soporte y su contenido visual.

5. Presentación del proyecto ante el cliente, quien debe dar el visto bueno, comprender los mensajes de la campaña, encontrar identificación con su marca y, es muy deseable, impactarse de manera positiva.

6. Exposición de la campaña de rebranding ante grupos seleccionados, los cuales deberán opinar acerca del impacto visual y sensorial de la nueva propuesta de branding.

7. Lanzamiento de la campaña y exposición mediática a gran escala. Colocación de los productos visuales y exposición ante el público.

9. Medición de resultados

10. Realizar los ajustes que pudieran haberse necesitado con base en los resultados obtenidos tras la implementación de la campaña.