La emergencia sanitaria a nivel global por la pandemia del coronavirus COVID-19 supone un reto importante para la salud pública y la economía mundial, de ahí que sean innumerables las acciones emprendidas por gobiernos y la iniciativa privada, unas son aplaudibles, otras no tanto. Una que parece que es de las primeras es la emprendida por la firma dueña de Burger King.

Hablamos de Restaurant Brands International, firma que este lunes anunció nuevas medidas para combatir al virus, en beneficio de sus trabajadores, así como relacionadas con sus políticas de seguridad.

Cobertura por la emergencia de salud

En concreto, la empresa con sede en Toronto, Canadá indicó que los empleados de Burger King, Popeyes y Tim Hortons -en Estados Unidos-, una licencia con beneficios de pago para descansar por 14 días a aquellos que hayan sido diagnosticados con el virus.

A través de una extensa carta abierta, RBI detalló que además estableció un fondo de 40 millones de dólares canadienses para que los empleados de Tim Hortons, en Canadá, que han sido afectados por COVID-19, se queden en sus casas.

En tanto, la compañía dijo que todos los colaboradores de sus tres marcas en Norteamérica recibirán una bonificación especial en abril “para reconocer su tremendo servicio a nuestros huéspedes y comunidades durante este momento difícil”.

Nuevas medidas para proteger la salud

La empresa de origen canadiense igualmente difundió nuevas medidas de salud e higiene. Entre ellas se destaca que enviarán termómetros infrarrojos a todos los restaurantes Burger King, Tim Hortons y Popeyes, con el objetivo de tomar la temperatura a todos los trabajadores y, de esta forma verificar que estén saludables.

De acuerdo con un reporte de Business Insider, un vocero de RBI indicó que, en caso de que un trabajador sea identificado con temperatura, serán enviados a sus casas para que se realicen la prueba del COVID-19.

Igualmente reforzará las medidas anunciadas con anterioridad que incluyen la desinfección de todas las superficies de alto contacto con mayor frecuencia y la disponibilidad de desinfectante para manos para el personal, así como para los clientes. Adicionalmente, implementarán nuevos procedimientos integrales de distanciamiento social.

Plan estratégico

Estas medidas buscan reforzar el mensaje proyectado hace unos días en el que anunció medidas de higiene y seguridad, de proyectar fortaleza, responsabilidad social y confianza al consumidor. No sólo por la procuración de sus recursos humanos, fundamentales para el sostén de la empresa, sino la seguridad de que pueden seguir consumiendo sus productos y recibiendo sus servicios.

La compañía sabe que debe amortiguar todo lo posible el impacto de la crisis de salud, es fundamental en su estrategia financiera. Restaurant Brands International ha ido en pleno ascenso con el conjunto de sus marcas, pasando de reportar ingresos por poco más de 4 mil millones de dólares en 2015, a más de 5 mil 600 millones en 2019.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299