Los bots son excelentes RRPP; casi el 70 por ciento de links compartidos en Twitter provienen de este tipo de cuentas

Es poca la sorpresa que provoca saber o escuchar que una cuenta de alguna marca o influencer infla sus cifras en redes sociales (seguidores, interacciones, conversación), pero conocer que dos de cada tres links compartidos en Twitter provienen de cuentas falsas, sí llama la atención.

De acuerdo con un reciente estudio realizado por el Pew Research Center, en la red de microblogging, los bots se han convertido en excelentes para hacer labores de RRPP pues este tipo de usuarios ‘fantasma’ son la principal fuente de enlaces compartidos en la plataforma.

Tras analizar una muestra aleatoria de 1,2 millones de Tweets publicados entre el 27 de julio y 11 de septiembre del año pasado tomados de la API pública de Twitter, los investigadores identificaron que el 66 por ciento de los links son compartidos por cuentas con características comunes entre bots, en lugar de usuarios humanos.

No es un secreto hablar sobre la relevancia que han tomado las redes sociales en el mundo actual, este tipo de plataformas transformaron la forma de comunicarnos y, con ello, también se han consolidado como una herramienta fundamental para que empresas, ONGs, partidos políticos, marcas, personalidades e influencers, entre muchos otros organismos puedan conectar con sus públicos.

Pero, al mismo tiempo que permitieron generar contenidos con un una gran cantidad de recursos, también se abrió la posibilidad de utilizar la propia tecnología (y no personas) para conectar con los usuarios, inflar cifras o incluso generar tendencias (o controversias) respecto a ciertos temas.

Este tipo de recursos son conocidos como bots, que es como se denomina a las cuentas que simulan ser una persona en alguna red social pero en realidad son creadas por una empresa o agencia con un fin determinado, como inflar cifras o difundir fake news, por ejemplo.

Twitter se encuentra, junto con Facebook y Google entre las compañías que han sido cuestionadas por parte del gobierno de Estados Unidos por la difusión y la falta de control respecto a contenidos y enlaces con fake news, algo que afectó las elecciones de 2016.

Aunque de acuerdo con el reporte de PRC la investigación no tuvo como objetivo identificar el rol y la naturaleza de los bots, así como si tuvieron un impacto en la conversación entre usuarios reales, el asunto es que una de las misiones de este tipo de cuentas (entre muchas otras) es precisamente eso, motivar la interacción con los públicos y, atraer nuevos seguidores.

En México, por ejemplo, es común la presencia de bots en redes sociales, particularmente en Twitter, son un recurso utilizado por marcas para contener crisis en esos escenarios o por actores políticos (partidos y candidatos) para posicionar temas a favor o en contra de un contrincante y contrarrestar ataques contra su imagen o persona.

En el caso de Twitter, cabe destacar que ha señalado en los análisis efectuados con herramientas de terceros pueden ser imprecisas ya que sólo cuentan con acceso a datos de su API pública, por lo que no cuentan con los recursos que tiene la compañía de San Francisco para identificar si una cuenta es falsa o no.

Sin emabrgo, los datos encontrados sirven para tener un panorama de cómo funcionen ente tipo de recursos tecnológicos y el impacto que podrían tener en temas importantes y polémicos, sobre todo, en sociedades polarizadas como la de Estados Unidos o, en situaciones decisivas, como en México.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299