CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Los beneficios que traerá la nueva iniciativa de la Ley de Publicidad Exterior de la CDMX

El exceso de publicidad, tanto en ambientes rurales como urbanos deriva una sobreestimulación sensorial que afecta la identidad de los individuos. Una regulación publicitaria integral es necesaria para mejorar la cadena de producción y el bienestar de la sociedad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
publicidad exterior
  • Los beneficios de la publicidad exterior se extienden a la cadena de producción y a la sociedad en general.

  • No obstante, su instalación se ha llevado de forma irregular dañando el espacio público.

  • La nueva Ley de Publicidad Exterior de la CDMX brinda oportunidades para la industria, pero permite nuevos formatos que generarán más contaminación.

 

La industria de la publicidad exterior no solo genera beneficios a los publicistas, sino a los anunciantes, marcas, propietarios de inmuebles, entre otros; ademas que forja una cadena de producción que incluye la fabricación, instalación y/o supervisión. No obstante, la instalación de publicidad exterior en la Ciudad de México se ha llevado de forma irregular y con esto, según el Mtro. Jorge Carlos Negrete Vázquez, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU), se daña el paisaje urbano.

“La publicidad puede formar parte del paisaje urbano siempre y cuando se lleve a cabo de una manera ordenada y estética, lo que tenemos el día de hoy es un desorden, un caos institucional casi casi en su colocación y eso lo que produce es contaminación visual porque lo que hace es que destruye el paisaje urbano. Tu cuando volteas en la ciudad en ciertos lugares hacia cualquier lado, no ves las estructuras arquitectónicas y paisajísticas, sino lo que ves son estas marquesinas publicitarias y eso afecta de manera directa y evidente el paisaje urbano, y en medida en la cual se evite la saturación, tengamos formatos adecuados y colocaciones en espacios adecuados pues no vamos a tener la problemática de perdida de espacios públicos”, dice Jorge Carlos Negrete en una entrevista exclusiva con Merca 2.0. 

Por este motivo y con el fin de recuperar el paisaje urbano, desde el año 2004 y hasta el 2017, el Gobierno de la Ciudad de México –en ese entonces Distrito Federal– inició un proceso para el ordenamiento de espacios publicitarios, en agosto de 2010 se emitió la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal y en agosto de 2011 su Reglamento.

 

Las problemáticas de la publicidad exterior

Las acciones implementadas en la materia no fueron suficientes para evitar los daños al paisaje urbano y preservar la vida de las personas y tampoco dieron certeza jurídica necesaria a los distintos actores que intervienen en la publicidad exterior.

Actualmente, las principales problemáticas a las que se enfrenta la Ley de la Publicidad Exterior de la CDMX es que no mejora el paisaje urbano y natural; no hay una determinación clara y precisa de los medios publicitarios permitidos y prohibidos; no prevé los riesgos derivados de la instalación y permanencia de los medios publicitarios.

Ante los retos que tiene la actual Ley de Publicidad Exterior, en julio de 2021 se presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que se abroga que la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal y se expide la Ley de Publicidad Exterior de la CDMX.

Estos son los principales ejes de la Ley:

  • Mejoramiento del paisaje urbano y natural. 
  • Determinación clara y precisa de los medios publicitarios permitidos y prohibidos.
  • Prevención de riesgos derivados de la instalación y permanencia de medios publicitarios.
  • Cambios en la integración y funcionamiento del Consejo de Publicidad Exterior actual.
  • Digitalización de trámites y procedimientos.
  • Transición a una nueva política de publicidad exterior en beneficio de la ciudad.

 

Los beneficios de la Ley de Publicidad Exterior de la CDMX

Uno de los principales es el mejoramiento del paisaje urbano, con la finalidad de mantener el orden y no generar saturación publicitaria, ni situaciones de riesgo en la población, en la iniciativa se establecen limitantes para la instalación de medios publicitarios, con el fin de que la publicidad respete y sea armónica con el paisaje

Al respecto de los beneficios de un paisaje urbano limpio para la sociedad, el Mtro. Jorge Carlos Negrete Vázquez dice que:

“El patrimonio intangible más valioso e importante de una ciudad es el paisaje urbano, ¿por qué? Porque este paisaje urbano lo que hace es que te da pertenencia y permite la identificación e identidad de la ciudad […] La casa no termina en el interior de la puerta, se tiene que extender hacia las calles, porque tú vives en ese entorno urbano y estas viviendo en ese lugar que es tu casa, te da un sentido de pertenencia y eso te da un sentido de bienestar, y se genera un círculo armónico en el cual todos vamos cuidando y vamos protegiendo y vamos queriendo más nuestros centros urbanos”.

La Ley vigente en materia de publicidad exterior señala los anuncios que se encuentran prohibidos; sin embargo, existe cierta confusión al respecto. Entre los medios publicitarios que quedarían prohibidos son: medios en azotea, medios autosoportados de gran formato, medios publicitarios instalados, adheridos o pintados de elementos arquitectónicos, medios publicitarios que atenten contra la dignidad de las personas.

Con la entrada de la entrada en vigor se permitirán los medios publicitarios instalados bajo-puentes, carreteras publicitarias, mallas de protección para el arreglo y mantenimiento de fachadas, mobiliario urbano con publicidad integrada, medios publicitarios de proyección óptica.

El Mtro. Jorge Carlos Negrete Vázquez, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU) reflexiona sobre la entrada de nuevos medios publicitarios:

“La iniciativa de la nueva ley será un gran desacierto, ya que no solo se necesita de la buena fe del gobierno de la CDMX para regular la industria de publicidad exterior sino de fortalecer las medidas regulatorias de forma clara y contundente. Esta propuesta no contiene parámetros de espacios, formatos, ni medidas de anuncios lo que traerá como consecuencia más saturación en el espacio público, muchos problemas al aplicar la norma y grandes oportunidades de corrupción”.

Finalmente, el exceso de publicidad, tanto en ambientes rurales como urbanos deriva una sobreestimulación sensorial que afecta la identidad de los individuos, una regulación publicitaria integral es necesaria para mejorar la cadena de producción y el bienestar de la sociedad, ya que “la falta de armonía deriva en rupturas en el individuo que implican un desgaste”, señala Jorge Márquez Flores, responsable del Laboratorio de Análisis de Imágenes y Visualización del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en “Perturban ruido y contaminación visual la vida diaria”.

 

Ver más: 

 

Otros artículos exclusivos para suscriptores