Los adolescentes se informan en las redes sociales, pero no son de su confianza

redes sociales-communication-teenage-Facebook
Imagen: Bigstock

Con poca sorpresa, la mayoría de los adolescentes señala que cuando se trata de noticias, las redes sociales son su fuente primaria de adquisición (49 por ciento) seguida de la familia (47 por ciento), como muestra el reciente estudio de Common Sense Media, que ofrece un panorama digno de análisis especialmente en la época de las fake news.

La investigación, realizada entre adolescentes estadounidenses de 13 a 18 años, y muestra de tras los social media y la familia, le siguen en menor grado, la televisión (37 por ciento), los maestros u otros adultos (33 por ciento) al igual que los amigos (33 por ciento) y los websites o las apps (32 por ciento).

En la sexta posición queda la radio, con 20 por ciento y por último los periódicos con un 10 por ciento.

Y aunque algo cambian las tendencias, pero no demasiado, cuando se trata de las fuentes de las cuáles preferirían obtener las noticias, las redes sociales siguen en primer lugar (34 por ciento), la familia en segundo (20 por ciento) y la televisión en tercero (17 por ciento). y siendo la única variación la de preferir en cuarto lugar informarse a través de aplicaciones y sitios webs (16 por ciento).

Las fuentes por las que menos se decantan los adolescentes son en preferencia, la de profesores y otros adultos (4 por ciento), radio (3 por ciento) y periódicos (1 por ciento), por lo que puede ser un indicativo de las tendencias por venir en los próximos años, cuando los adolescentes pasen a ser adultos.

En cuanto a redes sociales, a la hora de informarse, Facebook es la primera opción (47 por ciento), seguida muy de lejos por YouTube (14 por ciento) y Twitter (13 por ciento).

Un aspecto importante es que el estudio revela que a pesar de la preferencia por las redes sociales al informarse, los jóvenes consideran que la familia es la fuente más confiable (65 por ciento), seguido de los maestros y otros adultos (44 por ciento), aunque sólo un 16 por ciento confía en las agencias y medios noticiosos como fuente.