x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿Logrará el retail aprovechar las ventajas del e-commerce?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En la actualidad, una de las características que define por excelencia al consumidor es la inmediatez, aspecto que para las marcas supone la exigencia de estrategias de comunicación y mercadotecnia mucho más flexibles que premien la practicidad y la disponibilidad -tanto de productos, servicios como de información- en momentos cada vez más especificas y acordes a las necesidades puntuales de cada micro-nicho de mercado.

A decir de Fabián Ghirardelly, country manager de Kantar Worldpanel México, “la proximidad es cada vez más relevante en México, simplemente porque no tenemos muchas ganas de trasladarnos para comprar, y entonces hoy muchos retailers están apostando a abrir muchos puntos de venta, de formatos más pequeños, para estar más cerca de la gente. Hemos visto también en los últimos años como algunos retailers han puesto en el mercado propuestas de valor interesantes para cautivar a un shopper más exigente, dispuesto a pagar por un mejor servicio o una mejor experiencia de compra”.

Atender esta demanda figura como una pieza fundamental para ganar a preferencia de las audiencias en un mercado que crece en competencia. Estimaciones publicadas por Avaya, destacan que 6 de cada 10 consumidores ortiga su preferencia a aquellas marcas que privilegian experiencias de compra sencillas que ofrecen soluciones rápidas a cualquier tipo de demanda.

Esta es una de las razones por las cuales el comercio electrónico se posiciona como una de las tendencias que promete consolidarse en el futuro inmediato gracias a la rápida adopción de nuevas tecnologías que suponen procesos de compra más ágiles para los consumidores.

Proyección de venta de productos a través de e-commerce

Porcentaje de ingresos por categoría 

[g1_row]

[g1_1of3]

[g1_progress_circle value=”29%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Electrónicos y tecnología

[/g1_progress_circle]

[/g1_1of3]

[g1_1of3]

[g1_progress_circle value=”17%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Ropa y Calzado

[/g1_progress_circle]

[/g1_1of3]

[g1_1of3]

[g1_progress_circle value=”12%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Alimentación, cosméticos y farmacéuticos

[/g1_progress_circle]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Datos publicados por Statista, indican que en América Latina, el mercado e-commerce crecerá de 94.9 millones de usuarios registrados en 2014 a 162.3 millones durante 2020, lo cual significa que los ingresos generados por este sector pasarán de 28 mil 175 millones a 63 mil 880 millones de dólares en el periodo antes mencionado.

En el caso de México, uno de los mercados con proyecciones de crecimiento importantes, la fuente antes cita refiere que entre 2014 y 2017 el gasto per cápita en comercio electrónico irá de 206.46 a 271.03 dólares.

Para Enrique Culebro Karam, vicepresidente de publicidad y marketing de la AMIPCI, “existe una gran oportunidad de generar beneficios en línea para atraer a los consumidores, darles confianza y empezar a generar hábitos de compra de productos y servicios en línea. Esto, ya que cada vez más usuarios hacen del comercio electrónico algo cotidiano”.

Aunque las tasas de crecimiento dibujan un panorama prometedor, es cierto que el sector retail local tiene mucho camino por recorrer para ser parte de la forma de comercialización que se proyecta como fundamental en los años venideros, situación que tiene mucho que ver con un tema de supervivencia, antes que sólo pensar en la experiencia del cliente, de cara a la entrada de jugadores como Amazon que han encontrado en la comercialización online un camino para ampliar su oferta más allá de la venta de servicios y productos de entretenimiento.

En palabras de Marcos Pueyrredon, presidente del Instituto Latinoamericano del Comercio Electrónico, en países desarrollados como Alemania o Inglaterra, entre el 10 y el 12 por ciento de las transacciones del sector minorista ocurren ya en el terreno online, mientras que en Brasil y Argentina los números hablan de un 5 y un 3 por ciento respectivamente. No obstante, en México las tasas de adopción no alcanzan el uno por ciento.[g1_quote author_description_format=”%link%” align=”right” size=”s” style=”simple” template=”03″]

De acuerdo con datos de Nielsen, aunque durante los último seis meses los servicios de viajes y entretenimiento concentraron el 46 y 43 por ciento de las online, respectivamente, los productos para el hogar así como relacionados con la alimentación fueron segmentos que de manera individual participaron con el 7 por ciento de los ingresos generados por el e-commerce.

[/g1_quote]

En buena medida, este panorama responde a la visión a corto plazo que muchos jugadores del sector retail tienen sobre el comercio en línea, recurso que es visto en la mayoría de los casos como una herramienta opcional que puede impulsar el negocio, y no como una estrategia a largo plazo que promete a las compañías caminos innovadores para ser parte de los nuevos hábitos de compra y consumo de los usuarios.

Si bien movimientos como la reciente compra de la startup Jet.com por parte de Walmart por 3 mil 300 millones de dólares habla de avances y cambios de visión al respecto, es cierto que el sector minorista deberá de establecer estrategias más complejas para ser parte del comercio en línea, en donde el desarrollo de plataformas y aplicaciones enfocadas a este recurso son sólo el primer paso. Aspectos como la optimización de los sistemas de entrega y logística, por ejemplo, son temas sobre los cuales trabajar para ser una opción viable ante los ojos del consumidor sobre todo porque hablamos de productos de consumo masivo.

Cifras publicadas por Nielsen refieren al respecto que entre los obstáculos que los minoristas deben considerar para optimizar sus acciones en el terreno e-commerce se encuentran la preferencia de los shoppers por examinar los productos antes de adquirirlos (77 por ciento), la frescura y la fecha de expiración de los mismos (75 por ciento) así como la entre oportuna de cada compra (68 por ciento).

De esta manera, poner sobre la mesa el tema de comercio electrónico en el terreno retail es un aspecto que demanda más que la simple puesta en marcha de una aplicación enfocada a la compra-venta de productos en línea. Se trata de un asunto que exige mayor integración entre los planes de negocio on y offline para responder de manera efectiva y oportuna a las tendencias de consumo omnichannel que hoy caracterizan al consumidor y que tomarán fuerza en el futuro inmediato.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

Otros artículos exclusivos para suscriptores