Lo que hacen las sobrecargos y los pasajeros no se enteran

Los auxiliares de vuelo o sobrecargos son un elemento fundamental para las compañías aéreas en todo el mundo, no sólo por el servicio al cliente, sino que en muchas ocasiones se han convertido en la imagen de importantes campañas publicitarias para promover a las marcas.

Ahora una salió a la luz que las personas que se dedican a esta profesión tienen ciertos hábitos que no necesariamente cumplen con los reglamentos de las aerolíneas o con el buen servicio a los viajeros.

Un encuesta realizada recientemente por el buscador de vuelos Jetcost sobre las reglas básicas de comportamiento, revela que el 89 por ciento de los auxiliares de vuelo han incumplido al menos una vez las normas establecidas, según informó la agencia EFE.

De acuerdo con el sondeo, el 21 por ciento de los auxiliares de vuelo afirmó que ha tenido relaciones sexuales con algún compañero durante los vuelos, en al menos una ocasión. En tanto, otro 14 por ciento aceptó que incurrió en esta situación con algún pasajero.

Lo anterior podría parecer un buen servicio, caso contrario a otra costumbre que manifestaron las personas que son sobrecargos. Y es que el 20 por ciento de los encuestados reconoció que ha engañado a los pasajeros con el cambio cuando adquieren algún alimento o bebida.

Mientras que el 54 por ciento indicó que sí devuelve el cambio pero que lo hace con una divisa distinta a la que utilizó el viajero, pero el 40 por ciento reconoció que muchas veces no es necesario utilizar esta argucia porque los pasajeros normalmente no solicitan el cambio. Incluso, el 7 por ciento reconoció que aceptó al menos una vez propinas y regalos de los pasajeros.

La encuesta realizada por el portal británico incluyó la participación de 718 auxiliares de vuelo en activo o que lo han estado en los últimos cinco años, los participantes son del Reino Unido, Alemania, España, Francia e Italia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299