Números precisos de eMarketer proyectan que la cuota de marketing digital global crecerá al 42 por ciento en 2018, en comparación con el 31.5 por ciento de 2015. Esto incluye la inversión en publicidad digital.

Las estrategias se enfrentan en la actualidad a retos específicos que han surgido de la mano de la evolución.

Actividades como el social media, la creación y distribución de contenido, la gestión de un sitio web, el SEO, SEM, SERPS y el video, se encuentran dentro de las principales a desarrollar por las empresas como parte de sus esfuerzos de marketing digital.

Es difícil hacerse notar ante los consumidores, ese es el primer paso para generar tráfico y posteriormente generar ventas. De acuerdo con la información referida por “The 2017 State of Inbound Report” de HubSpot, para 63 por ciento de los encargados del marketing este es el principal reto.

Es por ello que existen elementos como Search Engine Advertising (SEA), la publicidad por palabras seleccionadas que aparece junto a los resultados de los buscadores.

Esta se basa en las palabras clave que aparecen en los motores de búsqueda y en las fechas clave. Con esto, la publicidad crece su exposición y por tanto, su rentabilidad en las estrategias.

La publicidad en línea ha llevado a empresas como Alphabet a que la mayor parte de su negocio esté en los ingresos por publicidad.

Por ejemplo, de acuerdo con un reporte entregado por Visual Capitalist, Facebook y Google controlan más de la mitad (57.6 por ciento) del mercado publicitario digital a nivel mundial. Esto supone de que cada dólar que los anunciantes destinan al terreno digital, 60 centavos se quedan en las canasta de dicho duopolio.

De igual manera, Amazon se ubica como una de las marcas de retail más valiosas; la empresa en un valor de mercado de 480 mil millones de dólares, el doble que el de Walmart y más de 15 veces el tamaño de Target.