Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

LMB: “la centralización del negocio apertura las posibilidades de expansión”

La Liga Mexicana de Baseball ha adoptado un modelo interesante dentro de su funcionamiento, uno que se aparta más de lo establecido por el Fútbol en México y se empareja más cada vez al deporte en Estados Unidos.

Compartir:

  • La Liga Mexicana de Baseball (LMB) comienza a adaptarse a las nuevas generaciones digitales, y a los modelos estadounidenses de centralización del negocio.

  • Las marcas juegan un papel crucial, así como también la distribución y redistribución de canales de audiencia.

  • Según datos de la Liga Mexicana de Baseball, son 4.5 millones los asistentes que se dieron cita en estadios la temporada pasada.

La Liga Mexicana de Baseball (LMB) ha buscado en los últimos años estandarizar la centralización como punto clave del negocio. Y es que, como competencia directa, tiene al fútbol, el cual no sólo es el deporte más conocido en México, sino también el más visto.

Cuando llegó la pandemia, las reflexiones en torno a este negocio se replantearon. Y es que, a pesar de siempre haber sido considerado como uno de los deportes más importantes en México, aún había muchos terrenos inexplorados previo esta crisis.

Horacio de la Vega, Presidente de la liga, señaló en entrevista exclusiva para Merca2.0 cómo se ha manejado este negocio. Expresó además que el concepto clave que ha potenciado la audiencia de este deporte se enmarca en la “centralización”.

“Inicia el proyecto a partir de la idea de tener un mejor producto, sobre todo para la parte de televisión y de los contenidos colaterales en los medios. Dentro de ellos, se toma esta decisión importante de poder centralizar la parte de producción-televisión, para tener un producto homologado, con la intención de que todas las producciones de toda la temporada, a lo largo y ancho del país, pudieran integrar esta estrategia de transmisión”.

El diccionario de Oxford define el concepto de centralización de dos formas: “reunir cosas distintas o de diversa procedencia en un lugar común o bajo una misma dirección”, y “asumir un poder central las atribuciones y funciones políticas y administrativas que corresponden”. Ambas acepciones son aceptadas en este caso, en donde para la LMB, lo más importante está en la homologación del negocio.

LMB: “la centralización del negocio apertura las posibilidades de expansión”

Para el líder empresarial, la LMB define y expresa este concepto de tres formas distintas: a partir de la centralización de los derechos televisivos; la centralización de gran parte de los patrocinios; la centralización de la mercancía.

“Muy probablemente estaremos en transición para homologar la parte de los jerseys, muy al modelo estadounidense. En Estados Unidos la NFL es sinónimo de Nike, la UFC es Reebook. Ellos centralizan esto y tienen un valor mucho mayor de apoyo de patrocinio y más”.

“No estamos inventando el hilo negro, los americanos han hecho un trabajo ejemplar a nivel mundial y si este es el modelo ejemplar, se me hace ilógico no seguirlo. La lógica es tomar todo lo que han hecho bien, centralizar ciertas partes de los patrocinios, lo que genera un mayor valor para la marca, para los equipos, ahorros significativos y certeza económica. Esa es la dinámica de negocio que estamos imprimiendo en la liga”.

En torno al primer referente, la liga mexicana se ha expandido sus canales de venta de transmisión, pues en el 2019, según lo que señala, el deporte se observaba sólo por Facebook, mientras que para estas fechas la Liga se encarga de ‘autoproducir’ su propia señal deportiva. Hoy en día, según datos oficiales de la LMB, se han realizado 24 contratos para distribuir los derechos de transmisión en México y a 20 países en el extranjero.

Lo innovador en esto es precisamente la homologación de un formato que se distribuye sin costo a canales diversos. Lo cual, según el presidente de la liga, genera una identidad de marca importante, siendo ésta una estrategia realizada con anterioridad en países como Estados Unidos, en la Major league Soccer (MLS) por ejemplo, o en la WWE, en conde lo que cambia es el canal que realiza la transmisión, sin embargo, el formato se mantiene en cada uno.

“Tenemos una gama muy amplia de distribución y eso nos ha permitido crecer. Eso ha permitido también que, económicamente, tanto por la parte de los propios derechos en una unidad de negocio separada sea cien por ciento rentable. Es decir, si nos cuesta 5 pesos, yo vendo 10 pesos. Literalmente es dos veces lo que ingreso de derechos con lo que me cuesta la producción. Es un producto rentable”.

Respecto a la centralización de patrocinios, señaló que existen diferencias marcas entre este y otros modelos de deportes en México. Poniendo como ejemplo el fútbol nuevamente, tenemos que el patrocinio de los Rayados de Monterrey es el de BBVA, mismo patrocinador de la Liga MX. No obstante, Caliente.mx y AT&T, que son dos de los patrocinios directos de Chivas y América respectivamente partirían de una desventaja económica muy fuerte.

La diferencia es que, con esta centralización del negocio, con proyección al futuro, los patrocinios serían un patrocinio, el cual permitirá llegar a más equipos de forma más importante.

“Creo que la fortaleza de la liga ha sido justamente la centralización de ciertas propiedades. Muchos de estos los generamos directamente nosotros, dentro de ellos Caliente.mx, por tres años. Hicimos una valorización de los patrocinadores. Por ejemplo, si tienes un patrocinador en cualquier plaza, pero que las salidas de distribución van por ‘n’ cantidad de canales, pues realmente el valor del patrocinio se incrementa. Si eso lo multiplicas por las 19 plazas que tiene la liga, obtienes una subida y una escala importante para todos los clubes”.

Finalmente, en el tema de la mercancía, señala que a diferencia del fútbol, este apartado también se encuentra centralizado por la federación de este deporte. Esa es la razón por la que se puede tener un número extacto de ventas y un estimado en la producción. Por ejemplo, existen muchas áreas de oportunidad, entre las que destacan la producción de gorras. La cifra que arroja la Liga es de entre 150 y 160 mil gorras vendidas al año.

El buscar precisamente la homologación del equipo deportivo, la percepción como marca también se mantiene uniforme y, con ello, se vuelve más sencillo vender el producto.

Finalmente, realizó el directivo una comparación entre el negocio del fútbol en México y el negocio del Baseball en donde el tema de los asistentes resaltó principalmente y, ademásm se destacó que en contraposición, en el balompié mexicano extis un estancamiento.

“Lo que hemos hecho nosotros es crecer mucho más rápido en algunos aspectos. No estamos en la conversación digital, pero vamos en camino. En donde somos un competidor bastante agresivo es en la asistencia de estadios. El fútbol metió 3.8 millones de espectadores, nosotros 4.5 millones en esta temporada”.

“Hay muchas variables que pueden sostener esto. El baseball sigue siendo un deporte familiar, no hay barras y eso cambia la dinámica de seguridad. ¿Cómo competimos contra el fútbol? Sucede que nosotros no vendemos baseball, vendemos experiencia, y eso es algo que te cambia la dinámica de cualquier proyecto, es algo que hay que tener claro. Es algo que hemos logrado compaginar con los dueños de cada equipo”.

Con un gran número de aspectos que optimizar, el modelo propuesto por la LMB parece hallarse aún recorriendo sus primeros pasos, generando cada vez más revuelo en la conversación.

 

 

 

Ahora lee:

“Jóvenes Construyendo el Futuro”; efectos paralelos de la empleabilidad en México

Capitalización del mercado de almendras; consumo crece a 30 mil millones de kilos

Conformación de marcas mexicanas y penetración en el mercado

Músicos “under” y la descentralización del mercado a través de los medios

Otros artículos exclusivos para suscriptores