Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Limitantes en “propaganda” y publicidad LGBT+; Qatar, Rusia y otros casos

Algunos países como Rusia y Qatar han aprobado leyes e implementado limitantes para mitigar la "propaganda" en la publicidad LGBT+

Compartir:

  • Vladimir Putin firmó una ampliación a la Ley de Propaganda LGBT+, la cual permite emitir sanciones y arrojar limitantes ante la publicidad queer.

  • Actualmente, Qatar ha tenido que adaptarse a las circunstancias de la competencia, optando por reducir al mínimo las tensiones en torno a la publicidad inclusiva.

  • Países del mundo han desarrollado espacios más incluyentes en el entretenimiento, sin embargo, aún la representación es mínima.

En medio de la guerra, el Presidente Vladimir Putin se dio tiempo de firmar la ampliación de una ley que robustece las limitantes hacia la publicidad y la “propaganda LGBT+” en el país. Originalmente propuesta y aprobada en 2013, la ley ahora tendría nuevas represalias.

El pasado 5 de diciembre, fue aprobada en el país, por la cámara alta y la cámara baja, la ley que buscaría limitar las expresiones de lo que se conoce como en el territorio como “propaganda LGBT”. Con ello, quedaría prohibida cualquier clase de expresión o afecto en publicidad o anuncios que promueva el respeto y la inclusión bajo cualquier forma.

Esto, visto desde cierto frente, es considerado un atentado contra los derechos humanos, aunque no es la primera vez que el gobierno ruso implementa medidas de este corte, ni tampoco es la primera nación qu elo hace.

Actualmente, el Mundial de Fútbol se está celebrando en Qatar, una zona extremadamente conservadora, cuya cultura rechaza tajantemente cualquier forma de afecto entre personas del mismo sexo y entre personas con la misma identidad de género.

Limitantes en la “propaganda” y publicidad LGBT+

Presencia LGBT+ en el entretenimiento masivo

Durante los últimos años, los movimientos de representación LGBT+ han cobrado fuerza en el mundo, generando un impacto cada vez más significativo y logrando realizar cambios importantes en materia legal en favor de los derechos de la comunidad.

Con ello, y extrapolado al tema de la publicidad, tenemos que se ha avanzado bastante en torno a la aceptación del discurso de inclusión. En el cine, la televisión, el teatro y otras expresiones, es cada vez más común encontrarnos frente a narrativas y representación LGBT+. Y es que, si bien la aparición de dichos personajes no ha estado vedada, durante muchísimo tiempo las historias de estos personajes han sido contadas a partir del estereotipo y de lo secundario.

Esto se puede explicar, por ejemplo, a partir de la historia de la televisión estadounidense. La primera cadena de televisión norteamericana en mostrar a un personaje abiertamente LGBT fue CBS, en 1971. Esto ocurrión durante las emisiones de la serie ‘All in the family’ en donde el personaje de Philip Carey, quien apareció solamente en un episodio, compartió su orientación sexual ante el público.

Algunos pocos capítulos después se hizo referencia a otro personaje de la comunidad,  prima de uno de los protagonistas, quien se identificó como lesbiana. Un año después, el show ‘That Certain Summer’, de la cadena ABC, presentaba una película protagonizada por Martin Sheen y Hal Holbrook. Dicha historia buscaría deshacerse de los prejuicios y abrir el camino a nuevas narativas. Sin embargo, hoy en día, la representación continúa siendo limitada y mucho se ha criticado sobre una supuesta “agenda de inclusión” en el entretenimiento.

Y es que incluso en dicho territorio, un estudio de GLAAD, reveló que la representación en televisión estadounidense sigue manteniéndose por debajo del 20 por ciento. Por ello, aunque en dicho país, líder en entretenimiento, se halla avanzado mucho, lo cierto es que la representación aún continúa caminando lento.

¿Un paso hacia atrás en Rusia?

En términos de inclusión, muchos han considerado que Rusia ha dado un paso hacia atrás en torno a los logros que alguna vez se consiguieron. En 1993 se despenalizó la homosexualidad en la región, aunque al ser un país ideológicamente conservador, los actos de discriminación nunca han cesado. A la llegada de Putin en el 2000, esta iniciativa ha ido cada vez más en retroceso.

Con esta nueva ley, los actos privados y públicos de afecto podrían ser considerados como “propaganda homosexual”, por lo que incluso civiles podrían verse afectados.

Entre lo que se ha prohibido, de igual manera, es todo aquello relativo a campañas en línea, películas, literatura o libros de cualquier corte con temática LGBT+, y hasta videojuegos que inciten a la homosexualidad.

Lo que esta nueva ley promueve es generar multas para personas naturales, mayores a los 6 mil 370 dólares, si es que éstas son asociadas con actos de propaganda LGBT+. La sanción para las manifestaciones e información que fomente un cambio de género entre los adolescentes y niños sería de 3 mil 185 dólares. También habría que considerar que las multas para funcionarios alcanzarían un valor de 80 mil dólares.

Polémicas con Qatar

En el caso del Qatar, la polémica es clara. No sólo es uno de los países en donde la homosexualidad está pena por la ley, sino que además el castigo es la flagelación, una condena en prisión, e incluso la pena de muerte. En este año, en estos momentos, se celebra el Mundial en dicho país, uno en donde la competencia y las leyes tuvieron que ajustarse de manera que las tensiones pudieran mitigarse lo más posible.

Con grandes escándalos que han pasado por debajo de la mesa en torno a su realización, la FIFA ha mantenido posturas tajantes en contra de los atentados a los derechos humanos y hacia la discriminación, sin embargo, las leyes de dicha cultura no se han adaptado a las necesidades de la competencia. Es decir que mientras a México se le abrió una carpeta de investigación por la aparición del grito homofóbico, el país mantiene su postura de no realizar ninguna expresión de afecto pública.

Esto por supuesto incluye a los mensajes publicitarios, los cuales se vieron expresos directamente en las bandas de los capitanes. Recordemos que algunas selecciones como la alemana y la inglesa han marcado como tradición el portar estos brazaletes de inclusión, sin embargo, ante una amenaza de multa por parte de la Federación, decidieron no llevarlos. De ahí que muchos se pregunten qué tan consistente se vuelve el mensaje de inclusión en Federaciones que, se supone, condenan los mensajes de odio.

Muchos han argumentado que esto se debe a que el fútbol es “apolítico” y que no tiene “ideología”. No obstante, esto quedaría anulado al deliberadamente excluir a los equipos rusos de cualquier competición europea y a nivel selección debido a su declaración de guerra hacia Ucrania.

Por ello, el mensaje de inclusión, no sólo en Qatar o en Rusia sino en gran parte del mundo, se vuelve cada vez más difuso. La credibilidad de los países y las grandes instituciones se pone en tela de juicio y, quizá sea cierto, que el dinero y la conveniencia pueden cambiar de lleno el mensaje de un organismo

 

 

 

Ahora lee:

Victoria parcial frente al INE; Plan B de Morena será remitido al Senado

Cuenta regresiva: 10 días para aprobar la iniciativa de “vacaciones dignas”

Plan B de AMLO apuntaría a leyes generales; ahorraría 3 mil millones de pesos

Tecnología en la industria cervecera; producción eficiente en México

Otros artículos exclusivos para suscriptores