x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Líder: Ramón García Lebrija

Para el directivo de Sony, la transformación que ha vivido uno de los medios más tradicionales como la televisión, ha dejado lecciones en su camino, con todo tipo de desafíos ante los cuales se revela el valor de las nuevas audiencias.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Formación:
Universidad Iberoamericana

 

Puesto:
Vicepresidente senior de distribución y canales para México y el mercado hispano de Estados Unidos, en Sony Pictures Entertainment.

 

La televisión no solo es uno de los medios tradicionales más populares en el mundo, sino uno de los mercados con el poder de adaptación más extraordinarios que le han permitido estar a la altura de las demandas actuales de contenido, además le han dado la oportunidad de responder a la inesperada pandemia de COVID-19 que vivimos en el mundo y Ramón García ha sido uno de los responsables de que esto ocurra.

 

A la pregunta de cómo han vivido el cambio impuesto por la sorpresiva llegada del nuevo coronavirus, el directivo de Sony asegura que lo principal fue “hacer una pausa en la producción, nosotros tenemos la fortuna de tener un catálogo extenso de películas y series, que se ha venido incrementado por años, lo que nos ha permitido trabajar en plataformas y canales y no hemos parado en absoluto”.

 

El popular segmento de películas le generó a Sony ingresos por más de 9 mil 300 millones de dólares durante el año fiscal 2019.

 

Antes de llegar a la TV, donde ha sido uno de los causantes del enorme éxito de programas como Shark Tank, Ramón García fue testigo del boom del internet, trabajando para compañías dotcom, que le dieron las bases para poder desempeñarse dentro de medios, con una carrera que lo ha llevado a realizarse en cada uno de los rincones de la cadena Sony Pictures Entertainment.

 

Ramón García Lebrija

Merca2.0 le preguntó a Ramón cuáles son los desafíos en marketing de trabajar para un medio tan tradicional y presente en la vida del consumidor como la televisión, él asegura que cada vez hay más formas para llegar a los consumidores, pero la responsabilidad, en su caso trabajando para dos canales de TV, es invitar a la audiencia a sus programas complementándose con la parte digital de Sony como las redes sociales y con medios tradicionales como la publicidad exterior.

 

Otra de las exitosas unidades de negocio para Sony, la de Game and Network Services, le han dado a ganar hasta 18 mil mdd en 2019 (FY).

 

La clave de este trabajo, asegura Ramón, es encontrar una forma dinámica de llegarle a los televidentes, algo natural en su oficio, gracias a la enorme trayectoria con la que cuenta. Durante su carrera, Ramón reconoce que el cambio de la industria ha sido notorio. En plataformas antes se hablaba de televisión de paga y hoy en día de televisión en línea, modelos transaccionales, trabajando con plataformas como Youtube, donde se operan canales dedicados a determinados programas.

 

La relación con el consumidor también ha cambiado, pues el directivo de Sony dice que antes se trabajaba con spots masivos, ahora se encuentran dedicados, con tecnología a través de cableoperadores.

 

El contenido constantemente ha evolucionado desde que existe el cine y al día de hoy, esto dependiendo de qué es lo que la gente quiere ver, pero sobre todo, reconoce Ramón, lo que está cambiando es cómo el contenido ya no es estático, tiene una vida propia, ya no solo está en pantalla, sino a través de toda la tecnología que lo complementa como las redes sociales.

 

La evolución es patente en medios y la adaptación ha sido la principal característica de Ramón, ante la constante búsqueda de qué es lo que sigue.

La firma Digital TV Research encontró que los hogares con televisión sumaron más de mil 670 millones a nivel mundial, durante 2018.

Información proporcionada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones encontró en 2018 que quienes más TV ven, superan los 45 años.

Otros artículos exclusivos para suscriptores