x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Lentes inteligentes: ¿ apuesta tecnológica atractiva o un sueño que no llegará a ser realidad?

Vale la pena analizar si los lentes inteligentes tienen futuro en el consumo o si irán a parar al cementerio de los dispositivos olvidados

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con Statista, solamente se distribuyeron unos 150 mil lentes inteligentes en 2016 a escala global

  • Para finales de este año, se espera que la cifra ya supere los 10 millones de unidades

  • Entre 2020 y 2022 podría duplicarse el número, con más de 22 millones de dispositivos de este tipo vendidos en el planeta

A finales de la semana pasada, Huawei decidió presentar su nuevo portafolio de productos. La atención de los consumidores se centró, por supuesto, en su Mate40. Sin embargo, también se dieron a conocer otros aparatos interesantes con los que la china podría superar a rivales de Estados Unidos (EEUU). Entre los elementos más llamativos destacaron unos nuevos lentes inteligentes. Se trata de simples lentes de sol capaces de reproducir música al estar puestos.

Por supuesto, este producto abre la puerta a un sinfín de ideas futuristas que podrían hacer más compleja la idea de los lentes inteligentes. Ya en otras ocasiones varias empresas han tratado de desarrollar esta tecnología como un producto de consumo. Sin embargo, con la llegada de Huawei, es claro que el interés es más alto que nunca. Solo queda una pregunta crucial a responder: ¿Es posible que se vuelvan, ahora sí, un proyecto de consumo exitoso?

Lentes inteligentes como un sustituto de los smartphones

Es muy probable que estos aparatos puedan ser vistos como las marcas como “la siguiente gran innovación” en el mercado de dispositivos portátiles, similar a lo que hizo el iPhone. Y es que, aún si el ascenso de los smartphones fue casi meteórico hasta 2015, en los últimos cinco años prácticamente se ha estancado. De hecho, en cifras de Statista, se cree que el mercado no recuperará el dinamismo que tenía hace un lustro ni en 2021, que se controle la pandemia.

Una tecnología que ya ha fallado en otras ocasiones

Ya se mencionó que los lentes inteligentes han sido producidos anteriormente y no han sido muy exitosos. Uno de los ejemplos más claros de este fallo rotundo se puede ver en los Google Glass de 2014. De acuerdo con el New York Times, hubo varias razones para su gran derrumbe en el mercado. Primero, el equipo desarrollador tenía planes encontrados para su funcionalidad. Además, su lanzamiento fue accidentado y no generó interés entre el público.


Notas relacionadas


El mercado de lentes inteligentes está por explotar

Pero si se creen en las estimaciones de Markets and Markets, el futuro de esta tecnología no es nada oscuro. Todo lo contrario. Para finales de 2020, se espera que estos aparatos generen ingresos por unos modestos tres mil 800 millones de dólares (mdd). Sin embargo, para 2025 va a casi duplicar su valor a seis mil 800 mdd. Si bien podría parecer un avance modesto, se trata de una bastante alta tasa de crecimiento promedio compuesto de 12.1 por ciento anual.

No es claro que haya todavía un interés del consumidor

Para que los lentes inteligentes puedan triunfar, es necesario que las personas estén decididas a comprar estos productos. Y en este sentido, no es claro que haya un particular interés entre el público en general. De acuerdo con Business Insider, para 2017 apenas una quinta parte de la audiencia en Estados Unidos (EEUU) estarían interesados en esta tecnología. Sin embargo, el interés no necesariamente se traducirá a ventas directas, en especial si el lanzamiento falla.

Cada vez más marcas están combatiendo por el liderazgo en lentes inteligentes

Pero si no hubiera un mercado potencial a futuro, no habría tanto interés entre las compañías en este tipo de tecnologías. Y todo indica que existe esta dinámica. De acuerdo con Dice, en pleno 2020 se puede considerar que ya empezó la “guerra por los lentes inteligentes”. Apple, Facebook, Amazon y Google estarían trabajando en nuevos dispositivos para el consumidor. Y si algo saben hacer estos gigantes, es crear una demanda incluso si no existía ninguna antes.

Ya hay clientes que los están usando en otros mercados

Tal vez al consumidor final no le interesan los lentes inteligentes. Pero múltiples empresas y organizaciones ya están usando estas tecnologías. A inicios de 2019, Microsoft y el Ejército de EEUU revelaron un proyecto conjunto de Realidad Aumentada para potenciar la eficacia de sus tropas en el campo. El dispositivo, aunque similar a un casco, podría lentamente mejorarse y convertirse en anteojos más finos y convenientes. Así que el mercado claramente ya existe.

Otros artículos exclusivos para suscriptores