Las métricas son importantes, pero no siempre son la clave que se desea

Metrics word cloud collage, business concept background
Imagen: Bigstock

No cabe duda que el boom del internet y las redes sociales en los últimos años, transformaron radicalmente la forma de comunicarnos, no sólo entre usuario-usuario, sino entre marcas-audiencias, por lo que el marketing digital se ha vuelto fundamental para lograr conectar con los públicos.

Su relevancia crece a tal nivel, que sólo para este año se espera que la inversión en publicidad digital alcanzará los 229 mil 250 millones de dólares este 2017 a nivel mundial, según estimados de eMarketer.

Pero, esto sólo adquiere peso si se consigue que las estrategias y acciones emprendidas logran cumplir con los KPI ́s (Key Performance Indicators o indicadores clave de eficiencia), por lo que es importante identificar si se va por buen camino.

Dar seguimiento a las métricas puede ser un indicativo de cómo se está comportando un sitio web, las redes sociales y demás estrategias digitales. Es aquí donde se debe ser analítico y saber identificar cuáles realmente están aportando a los objetivos; tener buenos números no necesariamente quiere decir que se logra un impacto sustantivo.

De acuerdo con Kissmetrics, hay algunas métricas que pueden nublar el panorama y dificultar a los especialistas en marketing saber cuáles métricas son valiosas y cuáles no.

1. Clicks + Pageviews

Está claro que todos quieren incrementar el número de clics y vistas a los contenidos que comparten en digital, pero tener números altos no necesariamente se traduce en un rendimiento óptimo. Un click o view no representa mucho si los usuarios no se quedan en tus contenidos, no tienen la motivación de regresar y, mucho menos si no se convierten en clientes, usuarios frecuentes o consumidores. En concreto, los clicks y las visitas de página carecen de valor si no generan conversiones.

2. CTR

En publicidad, se trata de la proporción de clics o Ratio de clicks, es decir, el número de clics que obtiene un enlace respecto a su número de impresiones. Sin embargo, volvemos al mismo punto, si ingresas mil o 10 mil nuevos click en un día, de nada sirve si sólo estuvieron un par de segundos y menos si no genera conversación o peor aún, si genera un sentimiento negativo. Un CTR no se traduce en dinero, en cambio, un alto nivel de conversación se puede traducir en clientes o usuarios frecuentes.

3. Número de impresiones

En redes sociales se habla mucho de el numero de impresiones de una publicación. Esto es bueno si el número es muy alto, pero nuevamente, el problema radica en el qué tanto motiva a que los usuarios se conviertan en clientes o visitantes frecuentes. Si no contribuye a que se traduzcan en ventas o conversaciones positivas, entonces no aportan a los objetivos.

4. Ranking

Esto suele ser muy apreciado por los estrategas digitales (¿a quién no le gusta ser del Top en Google?) Pero, el mayor buscador del mundo cambia constantemente sus algoritmos, lo que dificulta estar al día. Hay que tener presente que las clasificaciones de SEO están más relacionadas con el historial de búsqueda de usuarios, por lo que lograr posicionarse en los primeros sitios y que esto se traduzca en lealtad de la marca, va más allá de saber usar las palabras clave.