Packaging y sus elementos fundamentales

Packaging
Fast food packaging set. Paper coffee cups in holder, food box, brown paper bag on the table
  • El 87% de los compradores declararon continuar realizando compras en línea gracias a la satisfacción de su experiencia de compra.

  • Un empaque personalizado y diseñado específicamente para cada producto abre la posibilidad de generar una buena experiencia de compra para los clientes.

  • Planea el empaque: Realiza un ejercicio de planeación y toma en cuenta los siguientes elementos.

Además de los procesos que conducen a la generación de un producto para su comercialización, es importante saber de qué manera se va distribuir y almacenar para ponerse al alcance de los consumidores.

A continuación se enumeran diferentes puntos clave que tu marca debe considerar sobre el empaque del producto dirigido hacia a los consumidores finales:

La caja: considera el tamaño de tu producto y las cantidades a enviar para definir las medidas y el material de tu caja, cuida que esta sea resistente para garantizar la protección de tu mercancía. Te recomendamos utilizar cajas nuevas de cartón corrugado.

Evita daños: el material de la caja es muy importante, cuida que sea resistente para garantizar la protección de tu mercancía utilizando cajas de cartón corrugado y doble pared. Deja al menos 2 cm de espacio entre el artículo y sus laterales por protección y refuerza los bordes del paquete para evitar que se doblen. También puedes colocar 1 o 2 capas de hule burbuja, cacahuate antiestático u otros materiales, para proteger el producto de posibles impactos.

El sellado: utiliza cinta de seguridad en la parte superior e inferior de la caja.
El etiquetado: La etiqueta debe contener toda la información del envío de manera correcta para asegurar que el paquete llegue a su destino. Coloca la etiqueta en un lugar visible y liso para que no se desprenda; además puedes aprovecharlas como una herramienta de promoción. Por ejemplo, con UPS se pueden personalizar las etiquetas de envío, ya sea con el logo de la empresa para elevar el posicionamiento de la marca, o incluir un mensaje con código promocional para impulsar las ventas. Además de ser un elemento diferenciador, para las empresas en crecimiento, esta herramienta se presenta como una opción de ahorro y valor agregado.

Protege tu producto: Es importante mantener tus productos protegidos, al empacarlos también debes tener en cuenta su traslado pues el paquete puede viajar de forma marítima, aérea o terrestre y en cualquier caso debe estar bien empacado, sobre todo si es un producto frágil. Una logística bien planeada te puede ayudar a mantener tus paquetes en buen estado, optimizar costos y a mejorar la experiencia del cliente. Los envíos nunca deben planearse de último momento.

Experiencia del cliente: Aprovecha la oportunidad para analizar la experiencia del cliente, imagina la manera en que recibirá y desempacará su producto. De acuerdo con el estudio UPS, el 87% de los compradores declararon continuar realizando compras en línea gracias a la satisfacción de su experiencia de compra.

Apoyo de logística: Establecer alianzas con un proveedor logístico con experiencia e infraestructura, disminuirá los riesgos de daños en tus productos y simplificará la entrega de los mismos.

Recuerda que, en un mundo cada vez más digital, el empaque es uno de los pocos puntos de contacto directo que tendrás con los compradores. La impresión que se lleven del empaque puede influir en su opinión respecto a tu empresa, y generar más posibilidades de que realicen una nueva compra, lo cual ayudará a crear lealtad hacia tu compañía. Contar con un empaque personalizado y diseñado específicamente para cada producto te abre la posibilidad de generar una buena experiencia de compra para los clientes. Recuerda ¡la primera impresión sí cuenta!