Las estrategias para curar viejo contenido que debes conocer

curación de contenidos
Imagen: Bigstock

Se entiende por content curation o curaduría de contenidos como el proceso de filtrar, mejorar, retrabajar y seleccionar información proveniente de distintas fuentes. Según Neovara, mientras el content marketing busca obtener material para fortalecer el alcance orgánico de una marca, la curaduría consiste en encontrar “algo” que se destaque en lugar de crear contenido nuevo. La utilidad radica en que ayuda a disminuir la cantidad de tiempo que se gasta en generar publicaciones frescas.

De acuerdo con Sprout Social, los mercadólogos pueden reutilizar contenido si aplican las siguientes directrices.

Conviértelos en podcasts. Según eMarketer, en los últimos 2 años, la popularidad de los podcasts se ha duplicado, del 12 por ciento de la población al 24 por ciento. Tanto la transcripción como los enlaces están incluidos en la publicación.

Usa testimonios y datos de casos de estudio. Las recomendaciones de otras personas siempre resultan más convincentes, porque dan la oportunidad de compartir desde la perspectiva del cliente. Es información gratuita, ya que un cliente potencial podrá identificarse con los casos y colocar en expectativa cómo sería su caso si compra productos.

Combinar los mejores artículos en publicaciones. Listas, pero a los lectores les encanta las recomendaciones. Si produce contenido nuevo, se puede escribir una publicación de resumen que ofrezca lo mejor. Asimismo, una alternativa a la publicación son los resúmenes.

Otras distintas son: volver la publicar el contenido en una plataforma distinta, convertir cotizaciones y estadísticas en gráficos, crear infografías, enviar boletines informativos a petición, recortar videos a GIFs o videos más cortos, y finalmente, convertir videos en publicaciones de blog, o en una serie de publicaciones para redes sociales.