Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Las claves de los Dodgers de Los Ángeles para volver a una Serie Mundial

Compartir:

Dodgers

Tuvieron que pasar 29 años para que una de las franquicias más ricas y populares de las grandes ligas volviera a la Serie Mundial.

Los Dodgers de Los Ángeles vencieron 4 juegos a 1 a los últimos campeones de la MLB, Chicago Cubs, y ya esperan a Yankees de Nueva York o Astros de Houston para disputar el clásico de otoño.

En 1988 los peloteros que se convirtieron en leyenda fueron el manager Tommy Lasorda; el pitcher MVP de esa temporada, Orel Hershiser; así como el resto del equipo titular integrado por Mike Scioscia (catcher), Franklin Stubbs (1a base), Steve Sax (2a base), Alfredo Griffin (short stop), Jeff Hamilton (3a base), y los jardineros Mike Marshall, John Shelby y Kirk Gibson.

Y por supuesto, uno de los más grandes peloteros mexicanos de todos los tiempos, el Toro de Etchohuaquila, Fernando Valenzuela, quien vivió sus mejores años en las mayores con los Dodgers, desde su debut en la MLB en 1980.

Caracterizado por tener siempre a un destacado roster de lanzadores, este nuevo equipo de leyenda tiene en sus filas al jugador mejor pagado de la liga, el pitcher Clayton Kershaw (18 triunfos en temporada regular), quien nació justamente el año del último campeonato de su equipo, y de acuerdo al ranking publicado por USA Today, su salario anual es de 33 millones de dólares.

Además, los bates de Jutin Turner, Yasiel Puig y el novato sensación de la Liga Nacional, Cody Bellinger, fueron clave para que Los Ángeles lograra el mayor número de victorias en la temporada regular (104), más que ningún otro equipo en la MLB.

Pero, ¿qué tuvo que pasar para que la franquicia lograra nuevamente una temporada de ensueño y a colocarse como favorito para llevarse la Serie Mundial?

Para aproximarse a una respuesta certera, hay que remontarse al año 2012, cuando Mark Walter adquirió la franquicia mediante su empresa Guggenheim Baseball Management, al pagar 2 mil millones de dólares.

Desde entonces, el valor del equipo se ha triplicado y de los 800 millones que costaba la franquicia en 2011, ahora, en 2017, se ha colocado como el segundo equipo más caro de la liga al valuarse en 2 mil 750 millones de dólares, solo debajo de los Yankees de Nueva York, equipo que tienen un valor, según Forbes, de 3 mil 700 millones de dólares.

Adicional a esto, el equipo dirigido ahora por el joven manager David Ray Roberts, ha gastado en los últimos 8 años 1 mil 566 millones de dólares en salarios, lo que representa un gasto promedio anual de 223.8 millones. En 2011 el equipo destinaba 118 millones en salarios y 8 años después la cifra ha alcanzado 252 millones de dólares, es decir, el aumento ha sido de 113.5 por ciento.

Nuevo dueño, jugadores mejor pagados, un coach que le ha cambiado la cara al equipo y súper peloteros en plenitud, son solo una parte del crecimiento exponencial de la franquicia en la última década. El resto del trabajo se ha hecho efectivamente atrás del escritorio.

Marketing y patrocinios

Es aquí que las campañas de marketing, los convenios con patrocinadores y el crecimiento de la afición potencian el crecimiento de los Dodgers de Los Ángeles.

Un ejemplo de lo anterior es la inversión de 50 millones de dólares que aportaron en 2015, algunas de las principales marcas patrocinadoras como son Anheuser-Busch, Emirates, Coca-Cola, Bank of America, Arco, Mastercard, Mercedes-Benz, State Farm, Security Benefit Life Insurance y San Manuel Indian Bingo & Casino.

Ese mismo año, el equipo lanzó la campaña “We Love LA”, que incluyó anuncios impresos, digitales, televisivos, de radio y otras plataformas de marketing directo, y que los aficionados lo vincularon de inmediato con el clásico de Randy Newman, “I Love LA”.

El impacto fue inmediato. La campaña superó con creces la realizada un año anterior en la que el lema, -frío e impersonal- “Live. Breath. Blue.” motivó poco a los aficionados que se identificaron más con la referencia de Newman, idea que, dicho sea de paso, fue explotada por primera vez por L.A. Lakers, el equipo de baloncesto de la NBA, en la temporada 1984.

El factor clave: la afición

En los últimos seis años la asistencia acumulada al estadio de los Dodgers se acerca a los 25 millones, es decir, poco más de 3.5 millones de aficionados por año acuden al estadio a presenciar un partido de su equipo.

Tan solo durante la temporada 2016, el equipo percibió una ganancia en taquilla por 148 millones de dólares. El costo promedio del boleto es de 34 dólares, además de los 6 dólares que cuesta una cerveza o un refresco, otros 6 dólares del tradicional hot dog, más 10 dólares del estacionamiento, lo que da como resultado un gasto promedio por aficionado de 67 dólares, dependiendo del número de cervezas y hotdogs que consuma en una noche.

En cuanto a su presencia en redes sociales, Dodgers de Los Ángeles son el tercer equipo con más seguidores en Facebook con 3.24 millones de personas, por detrás de los Yankees (8.56 millones) y los Red Sox (5.28 millones).

Los millones que deja la TV

Los Dodgers son una muestra del incremento de valor al que pueden llegar las franquicias deportivas con las aportaciones de empresarios, patrocinadores y, por supuesto, sus aficionados. Pero además, por los millones de fanáticos que los siguen por televisión, en cualquier parte del mundo.

Para ello, los Dodgers superaron una de las peores audiencias de su historia gracias al cerrar un acuerdo por 25 años con Time Warner para la creación del canal SportsNetLA, que le permite ahora estar a cargo del cien por ciento de las transmisiones y sumar unos 140 millones de dólares anuales por derechos de transmisión, más 334 millones por la parte accionaria. Este convenio inició en 2014 con un valor estimado en 8 mil 350 millones dólares por la transacción total.

A la espera de la Serie Mundial

Los principales objetivos de la temporada se han cumplido. Pero nada de lo anterior será más gratificante que ganar, luego de 29 años, un campeonato.

La historia de los Dodgers en el clásico de otoño reúne 18 apariciones en la Serie Mundial, de las cuales, 11 finales han sido contra el rival históricamente más poderoso de la MLB, los Yankees de Nueva York, y este año, podría repetirse.

Mientras se define al campeón de la Liga Americana, los Dodgers disfrutan del campeonato en la Serie Nacional y esperan al rival que enfrentarán a partir del próximo martes 24 de octubre.

Otros artículos exclusivos para suscriptores