Las 4 fuentes de investigación que debes evitar en todo proceso de copywriting

Copywriting
Imagen: Bigstock

Se entiende por copywriting como la disciplina de redacción con la capacidad de participar en áreas publicitarias y de mercadeo, mediante técnicas que encaminen al aumento del interés de los lectores, provocando una posible venta.

Un contenido efectivo en redes sociales o sitios web debe provenir fuentes de investigación confiables, con información verídica, sin embargo, se deben evitar fuentes poco confiables, dudosas, o con hechos “alternativos” que carecen de profundidad. Lo ideal es verificar quién es el autor, qué tan reciente es la información, el propósito. Se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

 Blogs personales. En internet todos opinan, pero no significa que todas las opiniones sean válidas sin importar cuán persuasivo sea un argumento, al menos que el autor haya hecho referencia a su propia investigación. Es necesario tener cuidado con el tipo de publicaciones en redes sociales también, ya que es difícil verificarlas y las fake news circulan sin problemas por la red, salvo que sean declaraciones de algún CEO o inversor.

Sitios web de colaboradores. Se debe tratar con precaución los sitios web que aceptan contenido patrocinado o no verificado, incluso revistas como Forbes o Entrepreneur publican artículos no regulados. Si un autor hace una observación sin referencia, lo correcto será leer y confirmar la validez, desde un estudio, análisis, sondeo, algún tipo de información que verifique a un autor.

Wikipedia. Basar una investigación en un sitio como este, donde todo el mundo puede editar ya es en sí falta de seriedad profesional. Wikipedia es un muy mal punto de partida para cualquier investigación. Cualquier fuente debe ser examinada a fondo para brindar contenidos genuinos de cualquier industria.

Biografías no autorizadas. La pista central es el nombre de quien la escribe, ya que si el personaje no aprueba la historia, no se puede autentificar el texto, o es poco confiable. Sin embargo, existen ciertas biografías no autorizadas que pueden representar una versión íntegra de hechos verídicos, dependiendo de la buena reputación del periodista.

Una fuente primaria a menudo es mejor que una fuente informada, ya que normalmente incluyen entrevistas con expertos, literatura, informes de datos, encuestas de empresas, libros de referencia, datos gubernamentales, extractos de discursos. Lo ideal aquí es parafrasear utilizando un lenguaje e interpretación propia.

En el marketing, la autenticidad y credibilidad sin vitales para cualquier creación de contenido. Por ello, una buena investigación y un bien aprovisionamiento son las bases de una buena redacción de contenidos.