No es nuevo referir que el smartphone se ha vuelto casi indispensable para millones de personas a nivel global y México no es la excepción; cada vez hay más usuarios de este tipo de dispositivos.

De acuerdo con datos del Inegi, hasta el cierre de 2018 habían en el país más de 83.1 millones de personas con acceso a telefonía móvil, de los cuales cerca de 70 millones contaban con un teléfono inteligente.

Lo interesante es que pese a que el mercado mexicano no se puede comparar con el de Estados Unidos o el de China, por número de usuarios y ritmo de crecimiento; se posiciona como un escenario atractivo para las marcas.

Una de las que ha puesto especial atención al territorio nacional es Huawei, la marca china busca ganar mayor market share. En ese contexto es que presentó el Y9 Prime 2019, un smartphone que pretende destacar en su categoría por sus funciones de fotografía, ya que integra tres cámaras principales impulsadas con inteligencia artificial y una cámara frontal de 16 MP que se distingue por ser pop-up, ya que se despliega y contrae automáticamente cuando se activa o desactiva el modo selfie.

Al respecto, Carlos Morales PR Manager Huawei Devices México señaló que el “Y9 Prime ofrece al segmento funciones que antes sólo podían encontrarse en gamas más altas”, añadió que este equipo de gama media “está dirigido al segmento más joven (la Y de la serie significa ‘Young’), que buscan un teléfono confiable, resistente, con gran capacidad de almacenamiento, una cámara lista para cualquier situación y tecnología sorprendente”. El movimiento es con la finalidad de llegar al público millennial y generación Z, uno que representa alrededor del 34.7 por ciento de usuarios en México, de acuerdo con datos de eMarketer, pero es un escenario en el que compite directamente con otros modelos como el Redmi Note 7, Moto G7, Galaxy M30, y el Nokia 7.1, entre otros que buscan conectar con este consumidor.

Experiencias de maquillaje

El mercado de maquillaje alcanzaría casi 90 mil millones de dólares (mdd) en 2025. Hay varios jugadores entrando a la industria, como Kleenex Beauty. Regina Celorio, creadora de la línea en México, apunta que “[nuestras toallitas] limpian la piel de un bebé recién nacido, [entonces] vimos una oportunidad de desarrollar productos que respondieran […] a la limpieza suave y efectiva del rostro”.

Entrada a un nuevo mercado

La marca está metiéndose en una provechosa industria. De 2013 a 2017, la industria en México creció en 16.7 por ciento. Además, desde 2014, el país era el décimo mercado a escala global, y el segundo en América Latina.

A la vez, se enfrentará a grandes rivales. Marcas como Garnier, Neutrogena, ISDIN y La Roche-Posay, dominan la atención del público. Además, aunque Kimberly-Clark y Kleenex son valiosas, en belleza quedan por detrás de P&G, L’Oréal y Unilever.

Pero, la marca puede posicionarse con el cuidado del medio ambiente. Con productos biodegradables, sacaría provecho del 91 por ciento de los mexicanos jóvenes a los que, les preocupan los niveles de contaminación del ecosistema.