El medio ambiente se ha convertido en una de las principales preocupaciones del consumidor actual. La tendencia tiene todo el sentido si consideramos los impactos que los problemas ambientales tenderán en la calidad de vida de las personas.

Para darnos una idea, basta con reconocer que de acuerdo con el Banco Mundial, derivado de la crisis ambiental, 100 millones de personas podrían caer en la pobreza en el futuro cercano.

Las decisiones de compra se han convertido en un catalizador que permite al consumidor asumir un rol activo en el cuidado del medio ambiente, razón por la cual la demanda de productos que se alinean a esta filosofía se mantiene a la alza.

En este sentido, un estudio global de la consultora GfK apunta a que el 76 por ciento de los consumidores espera que las marcas adquieran cierto nivel de compromiso ecológico. De hecho, el 28 por ciento de los ciudadanos afirman que las marcas tienen la obligación moral de ser respetuosas con el medio ambiente.

Con la intención de cubrir esta exigencia Huggies lanzó una nueva línea de pañales que prometen ser especialmente amigables con el medio ambiente.

Bajo el nombre de Huggies Eco Natural, la propuesta (que estará a la venta de manera exclusiva a través de Amazon) está elaborada con materiales biodegradables y de origen natural que prometen reintegrarse a la naturaleza en menos de tres años.

Esta no es la primera marca que decide abrazar esta tendencia y convertirla en una nueva línea de negocio. En el mercado existen cada vez más firmas especializadas en pañales ecológicos tales como Bio Baby, cuya promesa de venta se relaciona con la desintegración del producto en menos de un año.

loading...