La última lección que nos da Peña Nieto sobre marca personal y lenguaje corporal

  • Enrique Peña Nieto se despide de su gestión presidencial con la firma del T-MEC.

  • Durante el acto político se dio un incidente en el que fue ignorado por el primer ministro de Canadá.

  • Los comentarios, en su mayoría cómicos, señalan el desafortunado momento como “una más” de las acciones que se echarán de menos de la administración de Peña.

Se termina la presidencia de Enrique Peña Nieto y lo hace con una situación incómoda durante la reunión de la firma del T-MEC.

Cuando se firmaba el renovado Tratado México, Estados Unidos y Canadá, las cámaras tomaban a los mandatarios: Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Justin Trudeau, y al momento de la fotografía oficial, el mandatario mexicano es ignorado por el primer ministro canadiense.

La acción involuntaria de Trudeau contra Peña generó una serie movimientos que mostraban lenguaje corporal de enojo, incomodidad y nerviosismo, y que culminó con la neutralización de la figura del presidente de México en la reunión trilateral.

Los comentarios, en su mayoría cómicos, señalan el desafortunado momento como “una más” de las acciones que se echarán de menos de la administración de Enrique Peña Nieto, ya que algo similar había pasado en una reunión trilateral que sostuvieran Barack Obama, el mandatario mexicano y Justin Trudeau en 2016.

En política o una estrategia de marketing político, ser recordado como el candidato o funcionario que aplicó la o las peores acciones resulta crucial en un momento donde internet permite ahondar en una memoria que basta sacar con un tecleo o un click.

En este mismo aspecto, la búsqueda de entrar a la conversación digital con una tendencia puede jugar en contra, ya que las aplicaciones o el plan que se tenga pensado (muchas veces con contenidos) pueden generar la burla o el rechazo, en lugar de una empatía o cercanía con los sectores a los que se quiere alcanzar.

Los estrategas deben evitar cometer este tipo de errores , entre los que resalta el no olvidarse de la gente, pensar que hay una única fórmula y creer que el aspirante lo sabe todo.

Muchos políticos se aventuran a lanzar estrategias sin ningún plan. Miran con recelo el tema digital, lo toman como un gasto, son incapaces de asumir que es una inversión. Y el resultado es que terminan desilusionados de los resultados.

Si los contenidos que ofreces están alineados con las necesidades de tu electorado estarás conectando de forma directa y dando los primeros pasos para establecer una relación.

En la creación de una imagen política deben ser congruentes ambos canales y el equipo de comunicación del candidato debe identificar muletillas, frases, tics, errores del lenguaje que repite para desarrollar una comunicación en consecuencia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299