x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Gen XXY: La tecnología abre abismos o estrecha relaciones

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Por Paco Santamaría y Anaí Aguilar

Paco X. Me gusta saborear cada sorbo de café. Disfruto poco a poco como me mira y trata de explicarme a grandes rasgos su vida. Intento ayudarla en lo que puedo. Demostrarle de alguna forma que la estoy escuchando, asiento mi cabeza, sonrío, digo un “mmmhhhjj”. Decidido, voy a responderle cómo pienso que puede ser la mejor forma de resolverlo…muy tarde, su BlackBerry nos arrebata el momento. Como si ya nada importara se concentró en otra conversación a distancia con su amiga que parecía mucho más interesante que lo que estábamos hablando. Suspiro y como ya no tengo nada que hacer disfruto mi último sorbo de café.

Y pensar que en México hay tan solo 58 millones 267 mil 65 teléfonos celulares y smartphones registrados al día de hoy oficialmente según la Comisión Federal de Telecomunicaciones, ¿Cuántas conversaciones interesantes, negocios, encuentros y trabajo se logran cada segundo gracias a todos estos aparatos? pero ¿cuántos momentos de interacción en persona se quedan en suspenso o se rompen gracias a esta tecnología? ¿Cuál es el balance?

Anaí Y. Los sociólogos gritan en contra de la tecnología y el uso que le hemos dado: contestar una conversación vía BB Msn, tiene mayor prioridad -y me refiero a TODO el significado de la palabra “mayor”- que mantener no sólo una conversación con tu vecino, sino también un contacto visual real. Mientras ellos gritan insultos, Mac grita palabras de éxito con cada nuevo diseño o producto que saca al mercado: Steve Jobs lo llama iPad, mi papá lo llama “un aparatejo más”. Tú, ¿qué partido tomarías: el revolucionario clásico o el vanguardista innovador?

Paco X. ¿Tú crees que soy un romántico cero práctico? Mi generación tiene una extraña fascinación por ser revolucionarios, somos poco prácticos, pero al fin revolucionarios. Para mí y mis contemporáneos es importante revolucionar, ser como el Ché, inservible, pero es una bandera. Prefiero ser revolucionario, y yo agregaría romántico, que vanguardista innovador….

Anaí Y. Me gusta el término. Pienso, que ustedes, los revolucionarios, son más bien revolucionarios en práctica, más que de nombre; usan la misma BlackBerry que nosotros los vanguardistas, pero definitivamente no usan todas las aplicaciones ni funcionalidades disponibles, ahí está la revolución (incapacidad de adaptarse a la tecnología 100 por ciento, ¿tal vez?; comprobémoslo…si alguien te preguntara ¿qué haces con tu celular?, ¿cuál sería tu primera respuesta? (Lo primero que te venga a la mente, no hagas trampa).

Paco X. Que estoy pegado a él más de diez horas al día. Duermo cerca de él, lo toco todo el tiempo. Y las marcas a veces parece que no se dan cuenta de esto. (Enviado desde mi oficina móvil BlackBerry® de Telcel).

Anaí Y. ¿Qué diferencia habría si las marcas se dieran cuenta de la dependencia bruta que han generado?

Paco X. Pues sencillo. Lograrían una interacción con nosotros las 24 horas al día, los 365 días al año.

Anaí Y. Mmm, no sé. Creo que no me gustaría, definitivamente no me gustaría que las marcas estuvieran todo el día en contacto conmigo. Si de por sí, ya están por todos lados, hasta debajo de mi colchón. Preferiría regresar a la época del revolucionario romántico; y tomar un buen café, sin prisa, sin ese foquito rojo parpadeando, llamando la atención de mis ojos cada segundo, obligando a mis manos a tomarlo y arrastrando mi mente a un mundo totalmente virtual. ¿Será real lo que estamos viviendo? ¿Crees que en los próximos años, las relaciones amorosas, así como hoy las profesionales, sean vía mail?

Paco X. Pues esto lo estamos escribiendo a distancia y por mail. Yo creo que si no hacemos algo, si vamos para allá. Tu tono es como de arcaica revolucionaria, medio melancólica. ¿Qué…quieres ir a una isla desierta?

Anaí Y. Me encanta la tecnología, vivo y respiro con ella, de hecho me llamaría vanguardista; pero me gustan las técnicas clásicas en el tema del romanticismo. Si pudiera sentir lo que se siente un apretón de manos, cuando leo un mail; sería pro-tecnología.

Paco X.

Esta vez, escribimos este espacio por dos medios: tecnología BlackBerry y vía mail; dejamos las cartas y el telegrama a un lado. ¿Te suena conocido?

Sobre los autores de este texto…
Paco Santamaría tiene 36 años y es sagitario. Estudió comunicación y un posgrado en producción audiovisual en Madrid, España. Ha sido telefonista en atención a clientes, entrenador y facilitador, consultor, maestro, analista, gerente, director, vendedor, documentalista, productor, periodista, bar tender, mesero, copy, mercadólogo, freelance, investigador, RP y empresario. Es un sibarita de tiempo completo y un soñador.

Anaí Aguilar tiene 19 años y es virgo. Estudia creación y desarrollo de empresas. Su crecimiento personal empezó hace cinco años como niñera, su crecimiento espiritual hace dos años con clases de yoga, su crecimiento profesional hace tres años en una empresa de advertising, y su crecimiento intelectual hace un año en la universidad. Hoy, es una soñadora pero activista, que cree en la energía positiva de la gente.

***Asiste al Primer Congreso Nacional de Mercadotecnia organizado por Merca2.0. Inscríbete al dar un click aquí.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados