La salida de Carlos Ghosn de Nissan dejó entrever un serio problema de co-branding

Carlos Ghosn
  • Nissan y Renault tienen una alianza comercial de casi 20 años

  • El co-branding está constituida por una compleja red de participaciones cruzadas y plataformas manufactureras conjuntas

  • Hiroto Saikawa buscará equilibrar el poder de Nissan tras la sustitución de Carlos Ghosn

La alianza que mantiene Nissan con Renault ha sido calificada por la gente de la armadora automotriz japonesa como tensa; de acuerdo con múltiples reportes de prensa, Hiroto Saikawa, máximo ejecutivo de Nissan había presionado para dotar a su firma de una mayor importancia, mucho antes del escándalo de Carlos Ghosn.

Según los trascendidos de los medios, ahora que Ghosn fue destituido, Saikawa tiene el camino libre para conseguir su objetivo. Los análisis refieren que el hombre más importante de Nissan es el principal beneficiario de este evento.

Y es que la detención posiciona a Saikawa para reequilibrar lo que él y otros en la empresa japonesa consideran una sociedad cada vez más desigual. No está claro como planean hacer eso, pero la idea es una fusión directa entre Renault y Nissan está prácticamente muerta, ya que este objetivo era uno de los principales de Ghosn.

Co-branding fracasado.

Desde Bloomberg sostienen que Hiroto Saikawa se convirtió en el acérrimo defensor de los intereses de Nissan en sus tratos con Renault.

El co-branding se consumó hace casi 20 años, su alianza está constituida por una compleja red de participaciones cruzadas y plataformas manufactureras conjuntas, pero en especial esto se debe a la gestión de Ghosn, quien hasta la semana pasada era considerado como el ejecutivo extranjero con mayor éxito en el Japón.

Ante la situación penal de Ghosn, Saikawa apareció en público y lo que sorprendió fue el hecho de no hacer la clásica reverencia de disculpas, sino que realizó una condena sin rodeos contra el supuesto comportamiento del expresidente del conglomerado.

Todavía con Ghosn al frente de las firmas, la relación con Saikawa era de enfrentamiento; ahora queda esperar las decisiones de los directivos, ya que, por una parte Nissan quiere retomar importancia en la alianza, mientras que Renault se encuentra a la espera de más información.