Las medidas de aislamiento social tomadas en diversos países del mundo ante la pandemia por COVID-19 han generado un complicado escenario en la industria de la publicidad, a pesar de ello, el papel de la publicidad exterior se ha convertido, en esta etapa de contingencia, en un medio esencial para la difusión de mensajes relevantes y demuestra que la tecnología con la que hoy se cuenta, como las pantallas digitales, juega un rol relevante en la difusión rápida y precisa de mensajes de prevención e información a la población. Por otro lado, “se han modificado los modelos comerciales para dar una amplia gama de opciones a los clientes y que de acuerdo a sus necesidades puedan tener presencia en las calles, convirtiendo al programmatic en una pieza clave que ofrece la posibilidad de reaccionar ante situaciones concretas mediante el cambio dinámico de versiones y seleccionar las zonas donde más se requieren los mensajes”, asegura Rodrigo Margain, director comercial de Grupo IMU, empresa líder en publicidad exterior.

La pandemia ha hecho que el medio demuestre su versatilidad y adaptación al cambio. Y es que, a pesar del aislamiento, la publicidad exterior puede ser una pieza fundamental en la difusión de mensajes oficiales por parte de las autoridades gubernamentales y sanitarias. En ese sentido, “se han puesto en marcha campañas con mensajes positivos, ayudando a las autoridades a difundir mensajes de prevención. La mayoría de las campañas en este momento han sido de tipo informativo a la población sobre cómo cuidarse, prevenir y también de mensajes de aliento, apoyo, motivadores y de agradecimiento para el personal médico ”, aseguró Margain.

Para Rodrigo Margain, el futuro de la publicidad exterior después de la pandemia no es incierto, “creo que así como ahora somos uno de los sectores más afectados, también seremos de los primeros en empezar a recuperarnos en la parte de ingresos y campañas de nuestros clientes ya que la gente volverá a estar en las calles y nuestro medio será de gran notoriedad e impacto”, señaló el directivo.

Aunque la ausencia de personas en lugares públicos ha reducido el impacto que se venía dando de manera constante antes de la contingencia y las marcas y agencias se han visto obligadas a rediseñar sus creatividades o replantear sus estrategias de medios. “Grupo IMU ha tenido un acercamiento puntual y muy cercano con cada uno sus clientes para saber cómo van y poder tener lluvia de ideas en la que ambas partes se puedan ayudar”, enfatizó Margain. La pandemia ha cambiado la forma de ver el mundo y el caso de la publicidad exterior no es la excepción ya que se ha demostrado que es un medio dinámico y que puede reaccionar de manera rápida y eficiente.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299