Se espera que el gasto en publicidad global crezca un 4 por ciento en 2019 en el mundo, el año pasado se registró un crecimiento del 4.3 por ciento.

México es el tercer mercado publicitario más grande de América Latina. En la nación mexicana, el gasto en publicidad ascendería a 4,23 mil millones de dólares durante 2019, frente a los 2,96 mil millones en 2010, duplicando cifras en ese periodo.

La televisión abierta es el medio publicitario más importante del país, seguido de internet y la radio. Aunque las cifras de IAB proyectan que por primera vez la televisión supera a los medios digitales en ese aspecto.

Las cifras ponen en claro qué medio es el ideal, pero el contenido también depende de otros aspectos para ser exitoso entre los consumidores potenciales y para que la estrategia tenga el alcance esperado.

Al cuestionarlos sobre si ponen atención a la publicidad en internet, el 65 por ciento dijo que a veces, mientras que el 17 por ciento dijo que nunca, pero de ese porcentaje el 44 por ciento dijo que la razón es que no le llama la atención, una clave que los publicistas pueden retomar para mejorar.

Es decir, contenidos atractivos constituyen lo que debe contener la publicidad. Para ello, la creatividad juega un papel muy importante.

La creatividad es un proceso estructurado por un pensamiento divergente que permite llegar a caminos no explorados que resultan fantásticos para otros. 

Una reciente investigación firmada por Harvard Business Review indicó que los clientes conectados emocionalmente con sus marcas son entre 25 y 100 por ciento más valiosos al hablar de rentabilidad que aquellos que simplemente se dicen satisfechos, de ahí que el concepto sea tan trascendental.

Además, recordemos que una vez que el consumidor decide comprar debido al efecto de la publicidad, 9 de cada 10 entre quienes compran online, usan alguna Fintech, además de ser el método preferido de pago entre internautas.