¿Cuál es la historia detrás de estas estrategias de packaging?

El packaging es una de las principales estrategias con que una marca comunica con el consumidor, por lo que resulta clave la funcionalidad, imagen de la marca y claridad con que se describen los atributos del producto.

Existen distintas cifras que ayudan a medir este mercado y la tendencia que actualmente marcan materiales como el PET, vidrio y latas que fueron los más usados en la industria de bebidas a nivel mundial en 2015, esto de acuerdo a Euromonitor y Krones.

A la par de esta tendencia, existen estrategias de packaging que llaman la atención por la funcionalidad con la que cuentan o por el contexto que está detrás de su desarrollo.

Un primer ejemplo ocurre en Europa con el lanzamiento de empaques de cartón llamados doggy bags. Estos han comenzado a implementarse en diversos restaurantes de la ciudad de París, como una medida que busca evitar el desperdicio de alimentos, al hacer que los comensales que así lo piden se lleven el resto de comida que no consumieron.

Pero mientras unos envases obedecen a una tendencia de marketing social, otras marcas como en el caso de McDonald’s, convierten sus famosos empaques de “Cajita Feliz” en visores de realidad virtual, llevando la funcionalidad de un envase a otro nivel. ¿Por qué? de esta forma la experiencia de marca que tiene el consumidor les permite asociarla con un fenómeno tecnológico que generalmente está limitado a consumidores early adopters, logrando tener una imagen definitivamente buena de McDonald’s lo que lleva a pensar en la influencia que está logrando la marca en las próximas decisiones de compra que tenga este consumidor.

Junto a estos ejemplos un caso que ocurrió en México llegó con el concepto de lata-botella lanzado por la marca Jumex. La estrategia de packaging de este envase se enfocó en el elemento práctico que representa un envase elaborado de hojalata y que además tiene la ventaja de poderse abrir y cerrar con una tapa, así como cumplir la promesa de ser un envase sustentable por estar elaborado de un material que se puede reciclar.

Ante estos ejemplos es importante apuntar que la posibilidad que plantea el marketing para las marcas a través del packaging siguen siendo la mejor estrategia publicitaria en punto de venta, para que una marca destaque del anaquel en el que se encuentra junto a otros productos de la gama, donde elementos como funcionalidad, reputación de marca o nuevo diseño juegan a favor de ellos en diversos momentos del proceso de compra.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299