La fuerza de los personajes en publicidad

Santiago, Chile.- Dentro de las acciones más arriesgadas de la publicidad, se encuentra la creación de una imagen que personifique a la marca. Pocas son las empresas que se atreven a implementarla, pero cuando lo hacen y el personaje es correcto, olvidarlo será difícil. Compartimos con ustedes 5 casos de éxito.

El Viejito Pascuero de Coca- Cola. Santa Claus (Papá Noel, San Nicolás) existió en la realidad. Fue un obispo cristiano de la Edad Media y efectivamente repartía regalos a los más humildes, para celebrar el nacimiento de Jesús. Sin embargo, la bebida cola se apropió del símbolo y lo expandió por el mundo.

Mr. Músculos. A pesar de lo machistas que me parecen los comerciales  y la publicidad de Mr. Músculos, no puedo desconocer que el personaje se ha vuelto reconocible y es un aporte para la marca. Hombres y mujeres identifican a aquella caricatura con la limpieza

Los mosquitos de Raid. Aquí se produce una situación diferente. No hablamos de héroes, sino de antagonistas que se convierten en el símbolo de la marca, porque son su objetivo principal. La simpatía teórica (no en la práctica, por favor) de estos bichos y sus voces agudas y estridentes, nos hacen pensar de inmediato en la necesidad de tener a mano el producto.

El Pato de BancoEstado. Este simpático personaje identifica desde hace años al banco oficial de nuestro país. Las agencias que trabajan con esta institución, han cuidado de mantenerlo siempre con características muy nacionalistas: la forma de hablar, el lenguaje popular, más humor y la simpatía que se le atribuye al pueblo chileno. De esta forma, la mayor parte del país se siente identificada con el famoso pato.

El aviso de mantención más reciente.

El Perro de Lipigas. Este caso es similar al anterior. Se dice que el perro típico chileno, fiel e inteligente es el quiltro (mezcla de razas), por lo que este personaje es absolutamente identificado y querido por la gente. Probablemente nació como un personaje que se apropiara de las características nacionales, para poder competir con otras dos empresas mayores…y al menos en términos de recordación, resultó.