La foto de gente “espiando” para ver fútbol que se hizo viral

Durante casi una década, la televisación del fútbol argentino fue gratuita y en HD. Su reprivatización terminó de concretarse este fin de semana, con el “súper clásico” River Plate vs Boca Juniors (1-2). Los bares se llenaron de gente, pero muchos no pudieron entrar.

Foto publicada en Twitter por @pablocarrozza.
Foto publicada en Twitter por @pablocarrozza.

Este domingo 5 de noviembre, con el clásico del fútbol argentino River-Boca, que finalizó con triunfo del xeneise 2-1, se terminó con 8 años de gratuidad en las televisaciones. El Programa Futbol Para Todos (FPT) había comenzado en 2009 y consistía en la apertura completa de la señal de TV para cualquier canal que la quisiera tomar.

El costo de las transmisiones y el pago de los derechos eran realizados por el Estado y todos los partidos llegaban de forma libre a través de los canales de TV abierta analógica y Televisión Digital Abierta (TDA) en alta definición. Eso sí, abundaba la propaganda de los actos del Gobierno.

A comienzos de 2017 el panorama comenzó a cambiar cuando la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) rescindió el contrato con el Estado y le vendió los derechos transmisión a dos empresas estadounidenses: Fox y Turner. Se acordó que después de las elecciones de octubre pasado, la “codificación” de las señales sería completa.

Fox y Turner accedieron al contrato al vencer en la licitación a la empresa catalana Mediapro y a ESPN, ofreciendo una inversión global de US$ 2.000 millones por un contrato de cinco años (con opción a otros cinco).

Desde ahora, los argentinos pueden ver el fútbol local sólo abonando la cuota mensual de las distintas señales de TV Paga (cable o satelital) y pagando aparte dos canales más, que se llamar TNT Sports y Fox Sports Premium. Ambas señales se reparten los 14 encuentros de cada fecha, 7 para cada uno de los canales y llegan en HD.

En ese marco, esta foto publicada en Twitter se hizo viral:

Foto publicada en Twitter por @pablocarrozza
Foto publicada en Twitter por @pablocarrozza. Una pizzería de Buenos Aires bajó las persianas para que la gente no pudiera ver desde afuera. Los hinchas se las arrelgaron igual.

River-Boca, el partido más esperado

La transmisión de este domingo del súper clásico local fue un punto de inflexión, ya que el juego generó tanta atracción que los fanáticos o simples simpatizantes del deporte que no disponen de los servicios de TV paga, debieron ir a bares de las ciudades a ver el juego, o a observarlo desde afuera de las instalaciones. “Aquella costumbre de rodearse de desconocidos frente al televisor de un bar, que había quedado en desuso tras la creación del programa Fútbol para Todos en 2009, recobró vida con el primer River-Boca codificado de la nueva era”, publicó La Nación.

“La imagen se repitió en distintos bares y cafés de toda la ciudad y el país. Los hinchas de River y Boca, obligados por las circunstancias, cambiaron los hábitos del domingo con tal de encontrar un buen lugar en donde mirar el partido”, agregó el medio argentino.

Así se sucedieron las imágenes de gente tratando de ver las mejores imágenes del Boca Juniors 2, River Plate 1.

Las fotos que se viralizaron en las redes sociales recuerdan a la década de 1990 y los primeros años del siglo 21, cuando las transmisiones se hacían por TV por cable y se abonaba una tarifa extra para ver los partidos más importantes de cada fecha a través de un decodificador de la señal.

Los grandes beneficiados, además de los canales Fox y Turner, fueron los bares que permanecen abiertos los domingos y que lograron interesantes ingresos extra gracias a la llegada de los fanáticos.