Crear contenidos disruptivos es una de las apuestas más arriesgadas entre los mercadólogos, colocando a los community managers como los profesionistas que más polémica han logrado porque sus resultados, gusten o no, se viralizan en redes sociales.

La reciente estrategia del community manager de Balenciaga generó diversas críticas, luego de que publicó una serie de imágenes bizarras, con las que buscó generar conversación en redes y lo logró, solo que las críticas fueron las primeras en aparecer.

Esta no es la primera vez que la creatividad de una marca parece perder el control. Old Spice encontró en esta estrategia, donde no hay sentido en las historias de sus campañas, una oportunidad de identificación ante audiencias.

Polémica como estrategia
La polémica parece ser la nueva estrategia de promoción de Balenciaga. La marca enfrentó una demanda luego de que en la Ciudad de Nueva York se acusó a la firma francesa, de copiar un souvenir, para lanzar un bolso de dos mil dólares.

Ya han sido diversas las ocasiones en que Balenciaga es acusada por este tipo de situaciones. Anteriormente se le criticó por lanzar bolsas como las usadas para la lavandería, en otra ocasión se le criticó por lanzar un bolso similar al que Ikea tiene dentro de sus tiendas para facilitar las compras.

La demanda fue interpuesta por City Merchandise, al ver que Balenciaga comenzó a comercializar por dos mil dólares, un bolso que en la ciudad se vende en entre seis hasta 20 dólares.

La estrategia de Balenciaga:

Una publicación compartida por Balenciaga (@balenciaga) el

Una publicación compartida por Balenciaga (@balenciaga) el

Marcas como Old Spice también han sorprendido por sus contenidos: